domingo, 21 de abril de 2019

SHAZAM! CRÍTICA CON SPOILERS - ¿LA PELÍCULA QUE NECESITABA DC?

Con un espacio de tiempo prudencial desde su estreno, llega el momento de comentar aquí, de forma reflexiva, la película Shazam. Y no únicamente como película, sino que intentaré abrir un poco el objetivo y explicar, desde mi punto de vista, lo que este film representa para el universo DC en el cine de cara al futuro. Porque de lo que hay ninguna duda es de que Shazam ha representado, ante todo, el éxito de una fórmula diferente y a la vez conocida (diferente para DC, aunque sobradamente vista ya en el cine de superhéroes), a la que han añadido una buena dosis de corazón. 

Resumiendo su argumento, Shazam es la historia de Billy Batson, un niño no exactamente huérfano (luego profundizaré en eso, porque tiene tela) que va de casa de acogida en casa de acogida y que termina en una pintoresca familia en la que cada miembro es todo un personaje. Billy conocerá allí a Freddy, otro chaval de su edad que es un enorme fan y conocedor de los superhéroes como Batman, Superman o Aquaman, que son auténticas celebridades. Por un azar del destino (y porque el Mago no tiene demasiadas opciones más y lo que sí tiene es mucha prisa), Billy termina reclutado por un hechicero moribundo para recibir sus poderes al pronunciar su nombre: Shazam. Así, el taciturno Billy se transformará en el todopoderoso superhéroe sin nombre y se comportará de forma mucho más infantil de lo que se comporta su yo niño, al mismo tiempo que se divierte y experimenta con sus recién adquiridos superpoderes. Pero como buen superhéroe, también tendrá que enfrentarse a su primer villano: un tipo calvo y rencoroso que odia a su padre y que fue rechazado 30 años atrás por el mismo mago que le otorgó a Billy sus poderes, pero que finalmente encuentra la manera de obtenerlos a través de unos males ancestrales conocidos como los Siete Pecados Capitales, propiciando así, además, las prisas del Mago por localizar a un campeón que arregle el entuerto. 


Como veis, un argumento lineal, pero no por ello ineficiente. Shazam es el triunfo de lo sencillo, de lo mil veces visto pero bien ejecutado, y sobre todo es el triunfo de su actor protagonista: un Zachary Levi que, con su traje acolchado (a pesar de su buen trabajo muscular para el papel) y su vis cómica, borda un papel de superhéroe en prácticas que hace que sus apariciones llenen la pantalla y te saquen siempre una sonrisa. Yo, todavía voy canturreando por ahí como un idiota eso de "Hands! Lightning with my hands! Lightning with my hands! Lightning with my haaaaaaands!" al ritmo del tema de Rocky. 


La química entre los actores es otro factor clave en esta película. Los niños y adolescentes que forman la familia de acogida están excepcionales, y las escenas entre Freddy y Shazam son sencillamente geniales, divertidas y con mucho corazón, que es otro de los puntos clave de este film, y el que lo diferencia de otros. Shazam tiene un mensaje. Deja un agradable poso acerca de los valores familiares y de que el hogar puede estar en cualquier parte donde haya gente que te quiera. Un mensaje muy hermoso para una película que se desarrolla en tiempo de Navidad (habría sido un puntazo que se hubiera estrenado también en esas fechas, pero claro... Star Wars se lo comerá todo), y que contrasta con el papel de la madre biológica de Billy, que literalmente lo abandonó en una feria. Por cierto, la peor escena del film con gran diferencia, esa absurda explicación de por qué la madre lo dejó perderse, y que aunque sirve para encarrilar a Billy hacia su "verdadera" familia y hacerlo pasar página, deja en el espectador un sabor con extraña mezcla de amargura y estupidez. 


En cuanto al villano, Thadeus Sivana, es como la película: plano, previsible, pero eficaz. Sus motivaciones no son gran cosa, pero tiene un punto de crueldad que lo hace interesante, y más aún gracias a la interpretación de un siempre cumplidor Mark Strong. No tiene épica, no se siente jamás como una amenaza realmente grave, y no parece que pueda tener demasiado recorrido, pero sirve para que Billy tenga que afrontar su primer desafío y para que la familia Marvel (¿cómo la llamarán en realidad? ¿Familia Shazam?) haga su aparición en esa divertida escena final. Una batalla final en una feria que, como el resto de la película, carece de épica alguna, ya que si algo define esta película, es que es de escala diminuta y que da la impresión de presentar un conflicto muy pequeño en el marco de un territorio muy acotado. Nada que ver con lo cataclísmico de la batalla de Superman y Zod en Man of Steel, o con la épica de la guerra submarina de Aquaman. Shazam es pequeña, muy pequeña, pero resultona. 


Ahora bien; varias cosas se pueden extraer del visionado de Shazam. Por un lado, que tendrá continuidad, ya que su taquilla, aunque modesta, es un éxito comparada con su presupuesto, aún más modesto. Y si a eso le sumamos que la crítica ha sido muy benevolente con ella y que el público ha respondido aún mejor, el film es, a todas luces, un éxito. 

Por otro lado, la escena post créditos de Sivana y Mr. Mind apunta a una clara secuela, que de hecho, ya está en desarrollo por parte del estudio. Y por último, el cameo de cierto personaje con una "S" en el pecho y la forma en la que éste aparece, nos dejan claro que Shazam es un punto y seguido a un universo DC, que va a seguir admitiendo la existencia y validez de todo lo que se ha hecho hasta ahora, pero que no se siente comprometido ni con actores, ni con historias previas que no le interesen o encajen con lo que quieran contar en el futuro. 

Con todo esto, Shazam y su tono divertido, desenfadado y por momentos emotivo, parece aunar una fórmula exitosa para una DC que empieza a levantar cabeza concatenando dos éxitos seguidos desde Aquaman. Que el film sea o no del agrado de todo el mundo, es decisión ya de cada uno, ya que a buen seguro no es el tipo de cine que a muchos les gusta ver. Para quien os escribe estas líneas, no todos los personajes de cómic deben tener el mismo tono, y si bien el humor bien utilizado es siempre un recurso de alivio para los films de acción y estruendo, historias como la de Aquaman requieren mayor carga de épica, mientras que otras como Shazam se pueden permitir jugar en estos términos dada la propia naturaleza del personaje. Para una futura secuela, me gustaría que se agrandara la escala, que entraran en juego otros villanos, y que Shazam evolucionara como superhéroe, sin perder esa esencia que lo ha hecho tan carismático en esta. Si lo consiguen, que no me cabe duda, podríamos estar ante una franquicia muy interesante y exitosa que, por suerte o por desgracia, puede estar llamada a ser la sustituta en el cine de un Superman que, hoy por hoy, anda por ahí como pollo sin cabeza. Nunca mejor dicho.


Javier Olivares
¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

13 comentarios:

  1. No soy fan del personaje y eso seguro ayuda a disfrutar la película (el mayor problema con Superman es que todos tenemos el nuestro),aunque no he visto la película se he visto el cameo del personaje con la S,y fue increíble,no por el cameo si no por la reaccion,la reaccion del público en el cine,la reaccion de mis amigos,fue de emoción y muestra un gran deseo por ver más al personaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tío métete esto en la cabeza. DC no es Marvel. Punto. Te lo tenía que decir y se dijo. Punto.

      Eliminar
  2. Por la traducción que recibimos aca en Chile tambien soy uno de los que anda con el temita de "manos, brillo con mis manos, brillo con mis manos" jajaja un cordial saludo

    ResponderEliminar
  3. Me gusto el homenaje a Superman 2 , cuando Shazam se arrodilló ante Sivana y termina por engañarlo

    ResponderEliminar
  4. Como pollo sin cabeza asi lo dejo snyder

    ResponderEliminar
  5. Amig@s, la fui a ver al cine y me llevé un chasco. Ridícula a más no poder, aburrida, guión nefasto. Demasiado cómica cuando este personaje es serio y no va haciendo tonterías. He leido cómics antiguos y visto el serial de 1941 que están mejor logrados en cuanto a guión y personalidad del héroe, pero esta película de Shazam está fuera de lugar.
    Lo único salvable es la complicidad entre Shazam y Freddy.

    ResponderEliminar
  6. Exacto también en el cine de mi ciudad cuando salio super muchísimos tuvieron una exclamación de admiracion y jubilo muchos creian que era cavill aunque no pero eso demuestra que la gente quiere mas de superman por que la exclamación fue mas en el cine que la que tuvieron los estudiantes en la película cuando apareció supes

    ResponderEliminar
  7. ¡Que película más mala! Tenía puesta mis expectativas bien altas pero cuando fui a verla me quedé con mal sabor. ¡Qué pérdida de tiempo!

    Desde Barcelona,
    Tony

    ResponderEliminar
  8. Lo único que me gustó de esta película fue el traje de Shazam.

    ResponderEliminar
  9. Pobres idiotas como siempre idolatrando a marvel kids y su...mier...

    ResponderEliminar
  10. Javier se entiende tu gusto por Superman y el cameo de Clark en la película está bien. Pero personalmente no me gustó mucho.
    Freddy tenía un poco de razón respecto a Billy.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no hubo cameo de Clark, fue de SUPERMAN!!!

      Eliminar
  11. Muy entretenida. La fuí a ver con toda mi familia y les encantó.

    ResponderEliminar