viernes, 6 de julio de 2018

RESEÑA DE THE MAN OF STEEL #6

THE MAN OF STEEL #6 (Mayo-Julio 2018)

"FINAL"

Guión: Brian Michael Bendis
Dibujo: Jason Fabok
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Mientras intenta apartar a Rogol Zaar del centro de la Tierra e impedir que este destruya el planeta, Superman recuerda la reciente visita de quien dice ser su padre, Jor-El, y de cómo éste le ofreció a su hijo Jon la oportunidad de viajar por el cosmos y aprender a ser consecuente con sus poderes. Pese a su oposición, tanto Jon como Lois aceptaron el reto y decidieron ir con el presunto superviviente de Krypton, dejando a Clark solo en su casa del planeta Tierra.

Ahora, la destrucción de la fortaleza le ha dejado sin comunicador para con su familia y Superman se siente más solo que nunca. Pero la aparición de Rogol Zaar no hace sino abrir un sinfín de incógnitas que de un modo u otro, deberán ser respondidas.


COMENTARIO

Seguramente todos habremos oído alguna vez aquella frase mil veces utilizada de “el final es el principio y el principio es el final”. Pues exactamente eso es lo que nos encontramos con este último episodio de The Man of Steel. No el final de una miniserie sino el arranque de una etapa que se atisba mucho más larga, con un guionista que sigue fiel a sus planes y que hace las veces de planificador maestro, dosificándonos la información para generar intriga. Ahora podemos decir que esto nunca debió de haber sido una miniserie aparte, no es, ni mucho menos, una entidad cerrada y separada, sino lo que antaño hubiera sido una primera saga de una nueva etapa en la historia del personaje. Bendis ha sido fiel a su reputación, al menos, en lo que a narrador lento se refiere. Sus diálogos son brillantes por su naturalidad y la caracterización de sus personajes perfecta, pero van a hacer falta muchos comics para que podamos ver cuál es su plan y valorar si realmente tiene una gran historia que contar del hombre de acero. Por otro lado, si ha traicionado a su leyenda de rompedor de la continuidad y nos ha ofrecido soluciones muy basadas en personajes y situaciones recientemente vistos en las series del hijo de Krypton. Su etapa no ha empezado como un punto y aparte sino como un punto y seguido donde nos damos cuenta que es otro el que escribe pero que sigue en el mismo renglón que el anterior.


Se le puede reprochar que en seis números nos ha contado muy poco. Que seguimos sin saber quién es Rogol Zaar, ni si destruyó Krypton o no, tampoco sabemos nada acerca de quien ha provocado los incendios en Metropolis, pero de esa y de otras tramas Bendis nos ha sembrado la duda, convirtiendo cada respuesta en nuevas preguntas y obligándonos por mucho que nos mosquee su ritmo a volver el mes que viene a por más.

En el baile de dibujantes esta semana hemos estado de suerte. Jason Fabok es uno de los grandes y aquí, una vez más, vuelve a estar soberbio. La solidez de sus figuras y de sus fondos es intachable, pero además consigue esa expresividad que tan a menudo se escapa a los dibujantes grandilocuentes. Fabok, cuando se lo propone, es espectacular y lo demuestra en las escenas de acción, pero también sabe emocionar en las distancias cortas y transmitir sentimientos con un rostro o una miríada de pequeños detalles que pueblan sus viñetas. Con un lápiz así la tinta le sigue fiel, más aun si como parece, se entinta a sí mismo y el color no hace sino rematar una faena casi perfecta. Todo ajusta como un reloj en un apartado gráfico impecable.


En definitiva, Bendis nos ha hecho comulgar con varias ruedas de molino. Su excusa para eliminar a Jon y a Lois es endeble como mínimo, en seis números nos ha dado la información que otros autores darían en uno y no nos ha respondido a prácticamente nada de lo que nos prometía al arrancar esta serie. Ahora bien, todo esto lo ha hecho tan rematadamente bien, tan en línea de lo que debe ser un comic de Superman y encima acompañado por una plétora de dibujantes que están entre lo mejor de la casa hoy en día, que se lo perdonamos todo. No solo eso, sino que volvemos a por más confiados, o engañados, de que estamos ante el arranque de la mejor etapa de Superman en mucho, mucho tiempo.

NOTA DE JAVIER: Y si te interesa, también puedes ver mi videoreseña de este número en mi canal de YouTube: 



¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!


Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

8 comentarios:

  1. Muy buena reseña, lo bueno es que van a seguir con las reseñas

    ResponderEliminar
  2. Al parecer el nulo avance en la historia,las patéticas peleas y el patético Superman (no digo que gane,pero que al menos luche de forma digna) de estos últimos números,a tenido sus consecuencias.
    Como fan de Superman esto tendría que joderme,pero la verdad es que me alegro,por que así el escritor podría empezar a hacer su trabajo y no solo copiar y pegar.

    ResponderEliminar
  3. Decepción... No se si se puede expresar de mejor forma está miniserie. Prometió mucho y sólo sentó las bases para lo que viene (y lo podría haber hecho en un solo tomo). En el último tiempo lo mejor que he leído de superman fueron los números de relleno dónde apareció Siniestro. Falta potenciar el mundo que rodea a superman, al parecer es una idea de Bendis, así que espero que la cosa vaya a mejor.
    Saludos desde Chile. Edo

    ResponderEliminar
  4. Ahora que esta serie a terminado solo nos queda ber asia donde va todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "ber asia"???, arghhhh, mis ojos!!!!

      Eliminar
  5. Estaba muy expectante a esta nueva serie, pero por lo que veo, en 6 números no se ha avanzado nada... Todo lo que se ha contado se podría haber resumido en 8 páginas... Llego a dudar si se está dando el golpe de cola que necesitaba Superman. En la serie de Byrne, en 6 números ya se había cubierto la mitad de la mitología de Superman.

    ResponderEliminar
  6. Le quise dar una oportunidad justa a Bendis (guionista que no me gusta nada), pero esta miniserie se puede resumir en: perdida de tiempo. En seis números lo único que sabemos de Rogol, Miles y los otros personajes nuevos es que existen. Seis números para mandar a Jon y Luisa de vuelta a su planeta de origen (y que mueran por el camino), cosa que se pudo contar en seis paginas. La destrucción de Kandor sin ningún tipo de apego hacia la ciudad. Diálogos espantosos repetitivos que encima se repiten ("Me boy" "Kaka pu pu"). Baile de dibujantes. Y encima ni siquiera resuelve dos de los tres temas que presentan (lo de Rogo y los incendios). Un asco total. Nos quedamos sin Superman durante una buena temporada, Bendis ocupara 80 números para contar nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El odio es fuerte en ti, eso no hay duda. Cada uno es libre de que le guste o no le guste algo, por supuesto, pero si me permites darte mi opinión (ya que este es mi blog y has comentado en él), no creo que hayas entendido la magnitud de este ARRANQUE. La culpa no es de Bendis por no construir una nueva Man of Steel como la de Byrne, sino tuya por no entender que esto, es otra cosa, que Bendis es otro guionista con otro ritmo y otros planes, y que la historia ha tenido un punto de partida y una presentación/construcción de personajes absolutamente fantástica y coherente con la mitología de Superman. No culpes al autor por no haber hecho lo que tú esperabas.

      Saludos

      Eliminar