domingo, 2 de julio de 2017

RESEÑA DE SUPERMAN #25

SUPERMAN #25 (Agosto 2017)

Guión: Peter Tomasi y Patrick Gleeson
Dibujo: Doug Mahnke y Patrick Gleeson
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Poseido por Manchester Black y con sus poderes potenciados a máxima intensidad por éste, Superboy ataca a su padre y al resto de sus aliados que parecen bastante incapaces de detenerle. Aunque físicamente parece imposible controlarle, Superman consigue llegar hasta él emocionalmente y revertir al menos en parte el control de Black. El joven Kent desata su ira ahora sobre el propio villano y solo cuando aparece su madre es capaz de liberarse por completo y con la ayuda de los poderes psíquicos de su amiga Katy, conseguir derrotar al villano definitivamente.

Superman ahora deberá decidir cuál será el destino de los alienígenas exiliados en el condado de Hamilton, quienes lo único que desean es seguir viviendo en paz disfrazados de humanos en dicha localidad. Superman les concede su deseo y mientras Hamilton es reconstruido, un nuevo episodio se abre para la andadura de la familia Lane-Kent.


CRÍTICA

La saga del Amanecer Negro acaba con un gran estallido de acción superheroica que no solo cierra la historia en curso, sino que podría decirse que cierra todo un ciclo en esta serie. Adiós, o punto y aparte al menos, a la historia del pueblo de Hamilton y sus peculiares vecinos. Un final muy en línea con el tono de la serie hasta ahora, con final feliz, el sol en el horizonte y tan buen rollista que nos retrotrae casi a los tiempos de la Silver Age.

Los puntos fuertes son los mismos que ha tenido la serie hasta ahora, caracterización perfecta de los personajes, encaje estupendo de Jon en la continuidad y un apartado gráfico muy contundente donde Gleeson y Mahnke, tienen espacio para lucirse sobradamente.


En lo negativo podríamos citar que la batalla es excesivamente larga para no dejar de ser un final apresurado y previsible. Manchester Black debería haber dado para una historia más oscura, más adulta y sin embargo aquí le vemos como un telépata manipulador cualquiera, un villano al uso sin mayor atractivo. Nada, ni remotamente parecido en intensidad a aquel Action Comics #775 que ya ha pasado a la historia del personaje.

Pero que pudiera haber dado más, no convierte a esto en un mal cómic. Se trata de una lectura ligera, amena, muy para todos los públicos (entendido eso en el mejor sentido posible) y que si bien no aporta gran poso a la trayectoria del personaje, tampoco lo desmerece y desde luego deja al lector convencido de ha estado leyendo un cómic de Superman, digamos, como los de antes. O como los de muy antes. Un lector que además, muy posiblemente vuelva a por más en vez de huir espantado. En peores plazas hemos toreado.


¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

2 comentarios:

  1. No he leido el comic,asi que no puedo hablar sobre calidad,pero parece que a la historia le ha faltado un numero.
    Lo que no entiendo es a superboy,parece que es mas fuerte que superman (repito no he leido el comic),y que dc sigue con su tradicion,cada nuevo kryptoniano que aparece es mas fuerte que superman.

    ResponderEliminar
  2. Que querés que te diga...por ahora les sigo dando la derecha en los climas que crean los autores, pero sus desarrollos finales a mi no me están gustando nada de nada. La verdad que esta saga, después de tanto detalle desde el primer número, me pareció un desperdicio. Se nota demasiado que les gusta más escribir el suspenso que los climax de batallas, es muy tajante la diferencia de resultado. Es el único comic que estoy siguiendo de Rebirth, pero viendo el adelanto de Aquaman que vino con este comic me parece que me voy a pasar de bando...
    Dr. Kadok

    ResponderEliminar