lunes, 17 de abril de 2017

EL CABEZÓN DE ACERO, DE ENRIQUE V. VEGAS; MUCHO MÁS QUE UNA PARODIA DE SUPERMAN

EL CABEZÓN DE ACERO
(Edición Integral - Dolmen, 2016)

Guión y dibujo: Enrique V. Vegas
Reseña: Javi Olivares

Normalmente, a la hora de encarar la reseña de un cómic, suelo dividirla en una parte de resumen de la historia y en otra en la que doy mi opinión sobre ella. Pero con un cómic como el que nos ocupa, podemos saltarnos directamente el apartado del resumen y pasar al apartado de la opinión. 

Y es que ¿cómo resumimos El Cabezón de Acero? Pues es muy sencillo. Es la parodia de Superman surgida de la mente y los lápices de Enrique V. Vegas. 

Ah, pero... ¿que no sabéis quién es Enrique V. Vegas ni de qué van sus parodias? ¿En serio? Bueno, bueno... Si es así, os lo presento. 

Enrique V. Vegas es un historietista nacido en Segovia, criado en Madrid, pero residente en Santander, muy conocido en España por sus parodias de películas, series de TV y superhéroes de cómics, en las que da a sus personajes siempre un característico aspecto regordete y cabezón. Y en un alarde de genialidad del todo imprevista, estas historietas han terminado conociéndose como "Los cabezones". ¿Qué? No se os habría ocurrido el nombre, ¿eh?

Vegas no comenzó directamente con estas parodias, sino que sus inicios en el dibujo fueron más convencionales, con un estilo mucho más realista inspirado en artistas como John Buscema y dibujando Conan para Planeta. Más tarde entraría en un estudio de animación donde daría forma al estilo personal por el que hoy en día es tan reconocido, y comenzó a publicar bajo el sello Dude sus primeros "Cabezones", tales como Es-Piderman, la trilogía Matris, Patrulla XL o Jellboy.


Y lo petó. Lo petó muy fuerte. 

En 2004, Enrique recibió el premio al autor revelación del Salón del Cómic de Barcelona, y poco después tras el cierre de Dude, fichó por la editorial Dolmen, con la que siguió centrándose en sus cabezonas parodias de superhéroes y cine lanzando nuevos títulos como Bill Kill, Cabezones de las Galaxias, Cabezón Jones, Soy Leyendón, Cabezón Oscuro, Residente Vil, o de la que quiero hablaros en este post que se me está yendo de las manos: El Cabezón de Acero

Bueno, pues ya conocéis a Enrique Vegas, así que hablemos ahora de lo que ha hecho tan populares sus cómics de "Los cabezones"

"Los cabezones" son de esos cómics que puede leer cualquier persona, sin importar su edad ni que tenga o no conocimientos previos sobre el personaje que lo protagoniza. Aunque obviamente, cuanto más conozcas al personaje o la película objeto de la parodia, más la disfrutarás. Enrique se lleva a su terreno, el humor, todo lo que ocurre en las páginas de su obra. Pero lo hace desde el respeto y el cariño, porque si algo se destila al leer alguno de sus cómics es que Enrique disfruta haciéndolos y conoce a la perfección lo que está parodiando. Como decía Mel Brooks cuando hizo El Jovencito Frankenstein, "solo se debe parodiar aquello que conoces y respetas", y Vegas se aplica esa máxima brindándonos su particular versión simpática, rechoncha y repleta de humor, de nuestros superhéroes, películas y series de TV favoritos. 

Y por supuesto, no podemos obviar el dibujo. Pocos artistas pueden presumir de que con cuatro trazos, pueda reconocerse inmediatamente su estilo, y Enrique es uno de ellos. Sus personajes son bajitos, regordetes, y con una desproporcionada cabeza, pero lejos de resultar grotescos, son de lo más simpático. Y aunque pueda parecer un dibujo sencillo, no os engañéis. Que sean parodias no quiere decir que no estén estupendamente dibujadas, y tanto los personajes en primer plano como todo lo que ocurre en el fondo, están cuidados al detalle. 

Así, El Cabezón de Acero (sí, ya llegamos a la parte del post dedicado a comentar el cómic), es la versión "cabezona" de Superman made in Enrique Vegas, y como da la casualidad de que Vegas es también un gran aficionado al hombre de acero, en sus páginas encontramos gran cantidad de ese cariño y respeto del que hablábamos antes. En los tres números de los que se compone la historia (publicada también en una edición integral en tapa dura) se amalgaman elementos de las primeras películas protagonizadas por Christopher Reeve y de la más reciente versión de Zack Snyder El Hombre de Acero. Y todo combinado con el humor que caracteriza el trabajo de Vegas, un humor a veces muy español y cargado de multitud de referencias y guiños (o easter eggs, como lo llaman en inglés) de todo tipo, tantas que, a menudo, lo mejor siempre ocurre en el background y lo más divertido es ir descubriéndolas y reconociéndolas todas. Amén de un sinfín de "visitas estelares" de otros populares personajes de DC convertidos también en estos divertidos cabezones.


Y esto es todo lo que quiero contaros de El Cabezón de Acero. Porque realmente no vale la pena contaros un cómic que parodia a Superman, ya que si os resumiera el argumento no serviría para nada. Tenéis que disfrutar de su dibujo, de su humor, de sus easter eggs, y de ese particular estilo que ya es seña de identidad de ese gran historietista que es Enrique V. Vegas.


¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

4 comentarios:

  1. Enrique V. Vegas se merece una ovación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un fenómeno como creador de cómics y como persona. ;)

      Eliminar
  2. Una chulada de cómics de la mano de un tío que se hace querer en el acto. Enorme Enrique!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tiene buena pinta! En que se diferencia de otra parodia de Superman como Superlópez?

    ResponderEliminar