jueves, 23 de marzo de 2017

RESEÑA DE THE FLASH EPISODIO 3X17 "DUET"

EPISODIO 3X17 "DUET"
Fecha de emisión: 21-03-2017

Director: Dermott Downs
Guión: Aaron y Todd Helbing
Reparto: Grant Gustin (Barry Allen/The Flash), Melissa Benoist (Kara/Supergirl), David Harewood (Hank Henshaw / Martian Manhunter), Jeremy Jordan (Winn Schott), Chris Wood (Mon-El), Carlos Valdes (Cisco Ramon), Tom Cavanagh (H.R. Wells), Jesse L. Martin (Joe West), John Barrowman (Malcolm Merlyn), Victor Garber (Martin Stein), Candice Patton (Iris West), Danielle Panabaker (Caitlin Snow), con Darren Criss como Music Meister
Reseña de Javi Olivares



RESUMEN

Mon-El y Hank atraviesan el portal hasta la Tierra de Flash para buscar su ayuda. Llevan a Supergirl, que está en coma después de que Music Meister la haya hipnotizado. Inmediatamente, Barry, H.R., Cisco y Caitlin la llevan a los laboratorios para monitorizarla y prometen hacer todo lo posible por ella.


Music Meister aparece en las instalaciones y rápidamente derriba a Kid Flash y al propio Flash, a quien también hipnotiza y envía al mismo sueño inducido de Kara. En esa fantasía onírica, Barry y Kara son cantantes de un club regentado por un gángster (con el aspecto de Merlyn), para el que también trabajan personas con el aspecto de Cisco o Winn. Music Meister aparece para explicarles las reglas del juego. Ahora están en un musical, un mundo que ellos mismos han creado por su amor a los musicales, y tienen que seguir el guión y llegar hasta el final.


Así, entre números musicales los dos superhéroes sin poderes tendrán que evitar la guerra entre el dueño del club y el otro gángster de la ciudad (casualmente, con el aspecto de Joe West), ya que la hija de éste (Iris) y el hijo del jefe de Kara y Barry (Mon-El), están enamorados y sus padres no piensan permitirlo.


Finalmente se produce un tiroteo en el que Kara y Barry son mortalmente heridos, pero Cisco consigue vibrar a Mon-El e Iris a ese mundo y el amor es lo que salva a Barry y Kara y los hace regresar sanos y salvos a sus cuerpos. De hecho, Music Meister se revela no como un villano, sino como alguien que da lecciones a aquellos que las necesitan, y tanto Kara como Barry tenían que aprender que el amor puede salvarlos, y de ese modo Kara perdona la mentira de Mon-El sobre ser el príncipe de Daxam, y Barry supera su temor y le pide a Iris de nuevo que se case con él.


CRÍTICA

Vaya por delante que soy un enamorado de los musicales. Muchos de los que se nombran en este episodio o de los que lo han inspirado, son películas para mí de cabecera. Por eso disfruté tanto La La Land, por ejemplo, como ejercicio de homenaje a aquellos musicales clásicos en los que el amor y la música eran el hilo conductor. Con esta declaración por mi parte, es fácil entender por qué he disfrutado tanto este episodio en el que los protagonistas viven una historia absurda que no se tiene en pie, pero que entendida como un pequeño paréntesis musical me ha parecido una delicia. Y, además, sirve para devolver a ambos personajes en sus respectivas series la tranquilidad emocional, si bien esto último podría ser lo más cuestionable. La crisis de Kara y Mon-El no ha durado ni un episodio, así que volvemos a estar como estábamos.

Pero es absurdo reseñar este episodio para los que no lo habéis visto, porque más que explicaros el argumento (un completo elseworlds dentro de la serie de Flash con presencia de Supergirl porque quedaba bien), lo que hay que hacer es escucharlo y sentirlo, como tal vez hayáis hecho si habéis visto los vídeos que he insertado arriba. Así que hablemos de los números musicales y de sus intérpretes, porque me he llevado sorpresas muy agradables. 

Melissa Benoist y Grant Gustin son muy buenos cantantes, igual que Darren Criss, y todos lo demostraron sobradamente en su etapa en la serie Glee. La interpretación de Melissa de Moon River es maravillosa, el tema que canta Grant (Running Home To You) suena muy bien, pero la sorpresa me la he llevado con otros actores a los que no había escuchado cantar. John Barrowman tiene una gran voz, Carlos Valdés no se queda atrás, pero lo de Jeremy Jordan es de otro planeta. Menudo vozarrón que saca Winn en el tema Put A Little Love In Your Heart (que os he dejado en la reseña), un número de esos pegadizos tan típicos de los musicales, y que funciona perfectamente, pero en el que, literalmente, Jeremy se come la canción. R-e-s-p-e-c-t por este chaval a partir de ahora. 

Más divertido es el dueto entre Barry y Kara, apropiadamente titulado Super Friend, y que en clave de humor y casi parodiando a la Disney, nos brinda un número muy entretenido en el que, además, descubrimos que Grant Gustin tiene unas grandes dotes como bailarín al más puro estilo de Fred Astaire.


Así que, casi con toda certeza, este episodio quizá no haya sido del agrado de muchos de los seguidores de la serie de Flash por el enorme what the fuck que supone meter un episodio musical en una serie de superhéroes. Pero para un amante de los musicales que, además, conoce a estos personajes y les tiene cierto aprecio a los actores que los interpretan, ha sido un más que agradable interludio sin pretensiones. Dale una oportunidad porque, si se lo permites, pondrá un poco de amor en tu corazón, como dice una de sus canciones.

¡Suscríbete también a mi canal de YouTube!




Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

3 comentarios:

  1. Técnicamente hablando este crossover tranquilamente se puede caratular como un capítulo de relleno tanto de The Flash como de Supergirl en que no se aporta nada nuevo a la continuidad de las series (Flash-point, Daxam, Savitar y Cadmus brillan por su ausencia)... pero sin duda debe ser uno de los mejores "capítulos de relleno" de la historia de la TV.
    Ni soy un gran fan de los musicales ni los odio como les pasa a varios, tampoco nunca he visto ni un solo capítulo de Glee, por eso puedo decir que tenía muchas dudas respecto al resultado final de este capitulo musical, me parecía una jugada demasiado arriesgada y sin sentido por parte de los productores, a diferencia de "Invasión", pero debo reconocer que superó todas mis dudas (a tono con el tema tendría que cantar "Perdóname" a CW como Javi se lo dedicó a Tyler Hoechlin el año pasado)
    Y si, no puedo decir mucho mas que lo que se ha dicho: Kara cantando "Moonriver" es hermoso y su química con Barry funciona de maravillas como siempre hagan lo que hagan, Music Meister se mueve como un pez en el agua todo el tiempo en ambos mundos, de los mejores villanos (ambiguo pero villano al fin) que he visto en series de este tipo. Y los demás, Joe, Stein, Merlin, se lucen, pero para mi el verdadero aunque breve "duet" del título se lo llevan Winn y Cisco, magníficos ambos y ojalá se vuelvan a juntar alguna otra vez. Y no me olvido de los no- cantantes: Wally tiene por fin su gran escena de acción, Iris tiene su minuto de gloria y su gran final y Mon-El se ha convertido definitivamente en una columna de la serie al punto que todas las situaciones de la trama giran directa o indirectamente en torno a el.
    En resumen un capítulo muy disfrutable.

    ResponderEliminar
  2. Javi me imagine que harias un analisis poco critico porque la verdad el episodio es ARTE PURA Y DURA! no hay nada que analizar, solo verlo, reirse y ver lo que es... UNA OBRA DE ARTE! pero, porque en Flash?, bastante obvio, es la serie mas vista y el tiron de musicales con La la land a la cabeza a despertado una llama que se habia apagado en el cine.... ARTE! Me quede completamente boca abierta con absolutamente todos, Por dios es Poesia! no se si el mejor episodio pero debo admitir que ha sido el mas entretenido de las series de DC.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto, Javi. La voz de Winn es impresionante. Deberían darle un premio Tony.

    ResponderEliminar