domingo, 13 de noviembre de 2016

RESEÑA DE NEW SUPER-MAN NÚMEROS 3-4-5

NEW SUPER-MAN 3-4-5

Guión: Gen Luen Yang
Dibujo: Victor Bogdanovic
Reseña de Antonio Monfort


RESUMEN

Las represalias por la revelación al mundo de su identidad secreta y de la existencia de la llamada Liga de la Justicia china, no se hacen esperar y Kong Kenan recibe castigo y reproche desde todos los frentes, empezando por sus propios compañeros y su jefa, la doctora Omen, quien a su vez recibe presiones por parte de otros departamentos del gobierno chino para que eche abajo su programa de metahumanos.

Pese a las reprimendas y a las restricciones en el uso de sus poderes, Kong y sus nuevos amigos deducen que los ataques que se ha producido recientemente siguen un patrón y que los atacados son los inversores responsables de la financiación del Ministerio de Autosuficiencia y por tanto, en cierto modo, de su propia creación.

Con esta idea en mente se dirigen a proteger a Zheng Shiquiang, un biólogo marino que es también el tercer gran inversor del ministerio y que está trabajando en sus propios proyectos. Este les toma por atacantes y responde lanzándoles una enorme serpiente ancestral que alberga en sus instalaciones. Los chicos derrotan al ofidio, pero cuando los llamados Luchadores por la Libertad de China, los verdaderos atacantes, se presentan, empieza el verdadero combate.

La pelea está bastante igualada pero durante la misma, el general Dragón Volador, líder del grupo, le plantea a Kong que su enemigo es precisamente el Ministerio de Autosuficiencia y que la organización para la que trabaja puede que no sea trigo limpio.


Este pensamiento no abandona al joven, quien incluso deja escapar a su enemigo por no estar del todo convencido de que sea realmente un villano. Al volver a la base, la Liga se encuentra con que la doctora Omen ha orquestado un plan para que su grupo salga, parcialmente, a la luz pública. Cansado de las manipulaciones de Omen y preocupado por su padre, Kenan se dirige a su casa y se encuentra allí con la terrible sorpresa de que su padre es la verdadera identidad del general Dragón Volador.

Mientras tanto, los miembros de los luchadores por la libertad capturados por la Liga consiguen fugarse de la cárcel para metahumanos y liberar a su líder, quien resulta no ser otro que el tío de Kenan. Un peligroso supervillano quien además tiene un plan para, a través de un Starro modificado genéticamente, conquistar la voluntad del pueblo chino.

Kenan, quien ha sido convencido por su padre de lo oscuro del Ministerio, va con él a su encuentro, pero su tío es ahora un loco peligroso poseído por una entidad alienígena muy peligrosa. Desgraciadamente y cuando más los necesitan, los poderes de Kenan desaparecen y este resulta herido. Su padre, arriesgando su propia libertad, lo lleva al Ministerio para que lo curen, y allí es revelado que los poderes de Kenan pueden tener un componente psicológico. Preparado o no, Kenan y su padre son ahora la última línea de defensa para China.

CRÍTICA

Sin bajar un ápice el ritmo y la calidad de los primeros números, este New Super-Man sigue siendo una serie divertida y refrescante que sigue acumulando similitudes con el Invencible de Robert Kirkman.

Estos números añaden a la historia una muy interesante capa de ambigüedad, donde nada es lo que parece, los buenos puede que no sean tan buenos y los malos quizá no sean tan malos. Como ocurrió en la serie de Kirkman, la revelación de la verdadera identidad del padre y los conflictos que ello acarrea se va a convertir en el motor de la trama de la serie y aleja la historia de lo cotidiano para convertirse en un ejercicio brillante de narración superheroica. En cuanto al parentesco con el villano, no puede sino recordar a otro gran cómic reciente del género, como es el Ultimate Spiderman de Brian Michael Bendis, aunque la vocación de la serie que nos ocupa es mucho más fantástica y alocada que aquella.

La narración gráfica es también estupenda. El dibujo y el entintado combinan perfectamente y dan una narración fluida, unos personajes expresivos y en conjunto, una verdadera personalidad visual a la serie que acompaña perfectamente al entretenido guión.

Con todo, una serie de divertida y agradable lectura, donde no hay ni rastro de Superman, ni falta que hace, pero que se confirma como una muy grata sorpresa dentro del panorama DC actual. Desgraciadamente, es muy posible que una serie así no consiga llamar suficientemente la atención del gran público y su futuro a largo plazo sea incierto, pero mientras dure, tenemos un gran cómic con el que disfrutar.

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada