lunes, 9 de mayo de 2016

CRÓNICA DEL SALÓN DEL CÓMIC DE BARCELONA 2016

Como cada año, el Salón Internacional del Cómic de Barcelona se ha convertido en una cita de referencia en el ambiente del cómic en España. Hablamos de un certamen que llegaba este año a su 34ª edición, la cual según los datos que ha proporcionado el departamento de prensa, ha cerrado puertas la tarde del domingo con un nuevo récord de asistentes: 118.000 visitantes, una cifra que supone un aumento de 5.000 visitantes respecto a la edición del año pasado.


Ocupando este año 45.000 metros cuadrados del recinto de Fira Barcelona-Montjuic, durante los cuatro días de Salón (del 5 al 8 de Mayo), los asistentes han podido disfrutar de exposiciones como Viñetas sobre ruedas, donde se ha visto el gran protagonismo de los vehículos en el cómic; la muestra de homenaje a Francisco Ibáñez; la de superheroínas; la de novela gráfica de contenido social; los nuevos ilustradores y la dedicada a Luis Bermejo; o Las Meninas, con la colaboración del Museo Nacional del Prado y el Museo Nacional de arte de Cataluña.


El gran Ibáñez, autor del cartel de este año del Salón, también tenía una muestra dedicada a su trabajo

La nave Mog de Independence Day: Contraaque daba la bienvenida a todos los asistentes, mientras que el espacio de videojuegos de Nintendo ha estado muy animado durante todo el Salón. En la completa programación, también ha destacado el concierto promocional de The Legend of Zelda Symphony of Goddesses Master Quest con los músicos de la Filarmónica de España OFE la tarde del domingo, 8 de mayo.

Como también es costumbre, uno de los mayores atractivos para los asistentes es el contacto con los autores, ya sea en las sesiones de firmas, conferencias o talleres. La lista de invitados extranjeros que han participado este año incluía como "cabezas de cartel" a Frank Miller y Brian Azzarello, grandes reclamos para los fans que han hecho kilométricas colas para conseguir sus ansiadas firmas (las cuales no han contado con condiciones precisamente fáciles, en especial las de Miller). Pero también grandes autores de la talla de Ben Bocquelet, Cyril Pedrosa, Eleuteri Serpieri, Koren Shadmi, Lele Vianello, Marion Fayolle, Mike Carey, Sole Otero, Zeina Abirached o Zerocalcare, entre otros. Además, hay que contar con el más de un centenar de autores nacionales que han tenido un gran protagonismo en las actividades del certamen.


Frank Miller y Brian Azzarello

En esta edición, los premios del Salón han reconocido la trayectoria de Josep Maria Blanco con el Gran Premio; El Fantasma de Gaudí de El Torres y Jesús Alonso ha obtenido el premio a la Mejor Obra; Javi de Castro ha ganado el premio Autor Revelación patrocinado por la Fundación Divina Pastora; y Una aventura de Spirou; El botones de verde caqui de Yann y Olivier Schwartz, ha ganado el premio Mejor Obra Extranjera. La obra de Alessandro Barbucci y Christophe Arleston, Ekho Mundo Espejo 3 Hollywood Boulevard ha recibido el galardón a Mejor Cómic Publicado en España en 2015, asignado por votación popular. Y Frank Miller recibió el premio especial honorífico concedido por Ficomic.

Todo esto en lo concerniente a datos, cifras y contenido del Salón en sí, pero ¿y las sensaciones como visitante? Sin duda nos hemos encontrado ante un recinto por momentos abarrotado hasta los topes y larguísimas colas en el exterior pese al mal tiempo y la lluvia, aunque sorprendían algunos momentos de "tranquilidad", como si la gente entrara y saliera por olas sin ninguna correlación con la hora del día en la que estuviéramos. Entre la gran cantidad de stands que poblaban el Salón (a pesar de ser notables las ausencias de algunas grandes tiendas que este año no han tenido presencia) destacaba por tamaño y material el de ECC, flanqueado por dos Muckles de Superman y Batman y que dedicaba un stand propio a todo el material de Star Wars. No obstante, parece que se afianza esa impresión que ya hemos tenido otros años de que ninguna de las paradas del Salón ofrece nada que no podamos encontrar fuera incluso a mejor precio en cualquier época del año, y si lo que buscamos es cómic antiguo, la cosa todavía se complica más. Un claro indicio de que el evento es cada año más un escaparate magnífico para que todas las tiendas que así lo deseen, puedan mostrar su cara ante los miles de asistentes, prensa y TV que visitan el Salón, pero todo desde un punto de vista puramente de marketing más que de venta directa.


En lo personal, este año ha sido el primero que he estado al otro lado de las mesas, es decir, firmando ejemplares de algo en lugar de haciendo cola para que me firmen. Gracias a la Editorial Dolmen y a la publicación de mi libro Lo que quizá no sabías de... Superman, he tenido la oportunidad de hacer tres sesiones de firmas en las que bastantes personas se acercaron a que les dedicara su ejemplar, a hacerse una foto, y en definitiva a conocerme a mí a todos los compañeros de SupermanJaviOlivares y El Sótano del Planet que estábamos por ahí. Un lujazo total poder haber pasado tiempo con gente tan agradable y agradecida, que nos sigue desde hace años y que no pierde oportunidades como esta para demostrarnos su cariño y su apoyo. Eso siempre viene de maravilla.


Firmando en el stand de Dolmen el domingo


Otros dos momentos de firmas, domingo en el stand de Librería Universal y sábado en Dolmen


Firmando en Dolmen el sábado. Por cierto, con Nacho Fernández (autor de Dragon Fall) al lado, quien me regaló un dibujo de Goku, y con Doc Pastor, con quienes pasé el rato de lujo.

En definitiva, un Salón más y, aunque ya no me sorprenda y cada año siga aumentando la impresión de que cada vez hay menos cómic, más merchan y más agobio, lo mejor de estos eventos siempre es la gente con la que los compartes. Gente con la que trato a diario y que para mí ya son familia, otros a los que hace poco que conozco y algunos a los que incluso conoces allí mismo. Pero todos ellos parte de nuestro día a día, y parte de esta afición a la que dedicamos una gran parte de nuestra vida. Por ratos así, por ratos como estos, es por lo que todo esto es tan grande. Los salones, al final, no son más que el punto de encuentro...

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

5 comentarios:

  1. Buen artículo Javi, es muy cierto que los fanáticos de hoy (me incluyo) no son muy dados a coleccionar numerosos comics de X o Y personaje o personajes; y prefieren artículos más al alcance y menos complicados de conseguir como DVDs de un film o serie, una figura de acción o un comic con un argumento finito (en especial de editoriales independientes). Y ese target las compañías prestan mucha atención.

    Yo por ejemplo en mi adolescencia era (aún soy pero ya casi no le dedico tanto tiempo) fan del manga-anime, desde luego no tenía suficiente dinero para coleccionar CDs, figuras o mangas. Me conformaba con comprar Dokan, Minami, Shirase, Loading y Hentype (que en Colombia costaban un día de salario) para informarme en lo posible, además de ver series en canal por cable... Guardemos 5 minutos de silencio por Locomotion Q.E.P.D. Por cierto, esa chaqueta roja y negra es fabulosa. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo, se está dando más importancia a los grandes stands (ECC, El Corte Inglés ¿?, La Casa del Libro,...) que encima tienen todos los mismos productos. Antes predominaban las pequeñas tiendas donde podías buscar y rebuscar el cómic que te faltaba o encontrar una colección completa. Había si, pero han perdido protagonismo. Respecto a los agobios yo suelo ir el viernes a las 17:00 hasta que cierran, se está de lujo. Poca gente y espacio para trastear.

    Compré tu libro con la esperanza de veros por allí y que me lo firmaras "off the record" pero nada, otra vez será. ;)

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    ¿Don Javier, y para cuando podremos contar con su presencia en Madrid para la firma de su libro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy pronto. A ver si esta semana puedo dar noticias.

      Eliminar