domingo, 15 de noviembre de 2015

RESEÑA DE SUPERMAN: AMERICAN ALIEN #1

SUPERMAN: AMERICAN ALIEN #1 (Enero 2016)

Guión: Max Landis
Dibujo: Nick Dragotta
Reseña de Javier Olivares

RESUMEN

Smallville, Kansas. El pequeño Clark Kent es incapaz de controlar lo que le está ocurriendo: atravesando el techo de la casa, se eleva en el aire sin poder dominar su vuelo y su madre, Martha, va colgada de sus pies y la caída desde cada vez mayor altura podría matarla. Llega un momento en el que Clark deja de elevarse y los dos caen a plomo desde muy alto, aunque al final parece que el asustado Clark logra frenar a tiempo y el único magullado es su padre, Jonathan, que se lastima un pie cuando corre a socorrerlos. 

Los Kent llaman a su médico de confianza para que examine a Clark, y éste no ve nada raro en el pequeño a excepción de que emite una radiación aunque ésta no alcanza niveles peligrosos para él ni para nadie más. No obstante les recomienda visitar a un auténtico científico. En el colegio, Clark trata de ser un niño normal e ir al cine con sus amigos y con Lana, la chica que le gusta. Pero durante la película vuelve a tener uno de sus episodios de vuelo incontrolado y se eleva unos metros cayendo al suelo después, algo que la gente piensa que ha sido por una bolsa de gas. Pero Clark se siente completamente alienígena, un monstruo, y en un ataque de rabia encerrado en un baño, destroza un espejo y una pared de un puñetazo. Su padre le echa una buena bronca por ello cuando va a recogerlo, diciéndole que una cosa es estar enfadado y otra actuar como un idiota. A partir de ese momento, Jon intenta ayudar a Clark a aprender a controlar su capacidad de volar, aunque por el momento la cosa viene y va sin que el pequeño sea muy capaz de dominarlo.


Una tarde, al volver Martha de la compra, Clark se eleva en el cielo pero consigue parar a varios metros del suelo. Lo que no es capaz, es de bajar. Asustados porque alguien lo descubra, Jon pide ayuda a su vecino y amigo Ben, que sabe de lo que Clark es capaz, y utilizando su avioneta y un gancho de metal intentan literalmente "pescar" al pequeño flotante. Solo consiguen desgarrarle la sudadera, pero Clark logra controlar su nuevo poder y volar. Y le ha encantado.


CRÍTICA

En estos tiempos que nos toca vivir con la actual DC Comics, como suele decirse "todo agujero es trinchera". Quizá por eso podríamos pensar que una historia como este Superman American Alien ya viene con una gran ventaja bajo el brazo, que es la de no depender de la terrible y nefasta continuidad que lleva lastrando las historias del personaje de Superman desde a las mentes pensantes de DC se les ocurrió aquel despropósito llamado New 52 y todo lo que ha supurado a partir de ahí. Y tendríamos razón, American Alien ya parte con esa ventaja. Pero afortunadamente para nosotros, no es la única virtud de este cómic.


Lo bueno del origen de Superman es que puedes contarlo mil veces y de mil formas diferentes, y siempre que se respeten ciertos pilares básicos, el resto de la historia puede tener un enfoque distinto y todo seguirá siendo reconocible. Además, si añadimos a la fórmula el ingrediente de la vulnerabilidad emocional del personaje, podemos transformar la historia en algo grande, muy grande. Tenemos ejemplos recientes, como Para todas las estaciones, Kryptonita (Superman Confidential) o las más recientes Earth One. Y ahora American Alien se suma a este selecto puñado de historias en las que volvemos a leer el origen de siempre y al mismo tiempo consigue parecer fresco y renovado, aportando nuevos puntos de vista y haciendo contemporáneo a un personaje que lleva casi 80 años entre nosotros. Además, lo que hace diferente a esta colección de 7 números es que no solo es ajena a la continuidad sino que ni siquiera es esclava de la suya propia. Con Max Landis como guionista (alguien que se ha confesado siempre como fan absoluto de Superman y que conoce bastante bien al personaje), la historia no seguirá una línea continua sino que narrará de forma episódica siete momentos muy importantes en la vida del hombre de acero en diferentes etapas de su vida, desde la infancia hasta la edad adulta. Esta primera parte se centra en un pequeño Clark Kent que empieza a experimentar uno de sus poderes más fantásticos y con el que todos hemos soñado alguna vez, el de volar, pero que al mismo tiempo se nos presenta como algo peligroso para él y para quienes le rodean hasta que aprende a controlarlo. 

Al mismo tiempo siempre está muy presente la idea de que ante todo, Clark es un extraterrestre y se siente como tal (el momento E.T. ante el espejo no deja lugar a dudas). Incluso hay cierto aura de desconfianza detrás del amor incondicional que le profesan sus padres adoptivos, algo completamente lógico pero quizá nunca antes explorado. ¿No generaría acaso algo de miedo en cualquiera que tu hijo flotara como un globo de helio, poniendo en peligro tu vida y exponiendo a toda la familia a ser descubiertos? Landis se las arregla para que nunca perdamos de vista que los Kents son unos padres abnegados y que adoran a su hijo, pero sobre todo en el personaje de Jonathan encontramos esos destellos en los que transmite estar pensando "esto no es ni medio normal". Y no podemos reprochárselo. No obstante, pese a los momentos de pesadumbre de ese pequeño Clark con tantos problemas para ser normal, nos encontramos con una historia con un final feliz, en la que después de tantos problemas con el vuelo y de un divertido intento de pesca por parte de su padre (con guiño incluido al futuro uniforme del superhéroe), Clark aprende a controlar su poder y a ver las infinitas posibilidades que éste tiene. Y es que ¿qué niño no se sentiría así si descubriera que es capaz de hacer lo que todos los demás solo sueñan?

Respecto al dibujo, esta colección se caracterizará también por contar con un artista diferente para cada número. Nick Dragotta se ocupa de este número de infancia de Superman y consigue un trabajo muy logrado, con un dibujo divertido, dinámico, con cierto toque manga (la influencia de Jorge Jiménez empieza a planear sobre los artistas actuales) y una composición de página cargada de viñetas pequeñas que le aportan una muy buena narrativa sin dejarse nada. La expresividad de los rostros está muy conseguida en una historia con tanta carga emocional. 

En conclusión, muy buen arranque de esta miniserie y muy buen enfoque del capítulo mil veces visto de la infancia de Superman. Con historias así uno vuelve a recordar quién es Superman y por qué nos encanta, así que esperemos que la colección mantenga el nivel y que termine siendo una de esas raras avis que todavía sobrevuelan hoy en día sobre los inhóspitos cielos de DC Comics...

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

16 comentarios:

  1. El número es excelente. Y algo que me encantó es una página final donde se ven dibujadas fotos de los padres de Clark vacacionando, Martha embarazada, cartas de apoyo, medicamentos, etc. Me resultó realmente muy emotiva. ¿Es una portada variante? ¿Avance del próximo número?

    ResponderEliminar
  2. Aunque sea ya un escenario muy visto, se trata de una historia emotiva (tanto en el amor como en el miedo) y bien llevada a la que no se le puede poner contras. Lo cual le da puntos a un proyecto que daba mala espina por publicitarlo con un Clark peleón y en chirola,
    ¿Esta historia esta en Nuevos 52 o en su propia continuidad? Porque parece lo segundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lee bien la nota. Está en su propia continuidad...

      Eliminar
  3. Así debería recomenzar DC, contando en series autoconclusivas otra vez los orígenes de los superhéroes, a ninguno de nosotros nos cansa ver de nuevo la génesis del superhéroe, y además hoy en día, como pasa en Superman American Alien, la trama podría ahondar en la relación psicológica entre el futuro héroe y sus allegados, sus miedos, sus dudas, sus traumas...puestos a soñar sería maravilloso ver a un pequeño Bruce Wayne enfrentado a la soledad de verse sin sus padres y al sufrido Alfred intentando llenar ese vacío, a una pequeña Diana en Themyscira a la que su futura responsabilidad como reina de las amazonas le queda grande, o al pequeño Hal Jordan fascinado con la idea de ser piloto, historias que podrían dar un nuevo reinicio que se aleje de esa cosa extraña que son los New 52.

    Saludos.

    Team Batfleck.

    ResponderEliminar
  4. Landis parece tener todo el espíritu del Superman de John Byrne en él. o al menos eso es lo que se desprende de sus declaraciones. ojalá asi sea, y Superman vuelva a las raíces "Byrneanas" de mediados de los '80. ese fue el mejor Superman de la historia. ojalá que vuelva de la mano de Landis, y podamos darnos cuenta que el tremendo bajón creativo desde el año 1997/98 hasta el día de hoy, se termina de una buena vez.

    ResponderEliminar
  5. Mientras en el pool de dibujantes no aparezca Romita Jr, todo bien...

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho el dibujo en especial una de superman bebe que Javi publico en otro post, me gusta porque el dibujo es bien limpio y en expresivo, suerte para el niño bonito del comic en esta nueva historieta, ARRIBA DC

    ResponderEliminar
  7. Con comics como estos me dan ganas de llorar de felicidad, asi es como se escriben los comics, Al parecer DC Comics se le olvido que es lo que los fans del personaje quieren ver en sus historias, no se ni que pensar, con bellezas como esta las esperanzas aun no pueden morir, gracias, Max Landis. Asi se debe escribir un comic, Max Landis no los recordo.

    DC RULES...

    ResponderEliminar
  8. 1:Muestra que Superman no es perfecto,y que tiene mucho mas detrás que cuantos gatitos podría salvar hoy.
    2:También es la prueba de que Dc esta dirigida por idiotas,mataron a los Kents sin razón alguna,eliminando una de las bases del personaje que es su familia y su autentico yo,no Superman ni Clark Kent si no una mezcla de los dos que solo puede estar allí con la personas a las que quiere y confía.
    3:Lamentablemente también muestra la poca importancia que tiene el personaje en la continuidad actual,(solo hay que ver el esfuerzo que pusieron en su diseño como dios de la fuerza es exactamente igual solo que en blanco y negro ya ni se esfuerzan en darle color)su mejores cómics no son canon o sin ningún peso real en la continuidad.

    ResponderEliminar
  9. Ya no saben que inventar para que Superman resurja de nuevo, porque cada nuevo cómic sobre el superhéroe va de mal en peor y este Superman American Alien va por el mismo camino, sino tiempo al tiempo. Respecto al dibujante observo que no se esmera mucho.

    Sobre Superman y su decadencia en DC es debido a guiones cada vez más patéticos y de tanto reinventar la historia. Ya no digamos tanto cambio de trajes cada vez más espantosos, que llega un momento que ya ni se parece a él. Soy gran lector de cómics de Superman y me duele enormemente lo que están haciendo con el personaje de tal manera que me estoy replanteando que si esto sigue así dejaré de comprarlos.

    Gracias por este post.

    Manel

    ResponderEliminar
  10. Parece que el comic ha gustado en general.

    ResponderEliminar
  11. A juzgar por las imágenes que ejemplifican esta nota, los dibujos son bastante feos, especialmente en cuanto a las expresiones de los rostros.

    ResponderEliminar
  12. Este comic es una maravilla y me toca en lo profundo .... tuve la desgracia de perder un hijo antes de nacer .... pero la vida me dio un hijo del alma y se parece mucho a este clark por lo soñador y buena persona que es y la verdad que no pude evitar llorar y reir al leer este comic unos de los mejores comienzos de superman ... Muy bien por Landis !!!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola! Se acuerdan cuando en este mismo sitio decían que Landis lo haría pésimo con Superman y Goyer lo iba a hacer genial en MoS?? Bueno, les dejo el link y la reflexión ¿qué Jonathan Kent es mejor a la hora de presentarse como una de las figuras que define a nuestro héroe? El de Goyer o el de Landis?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón. Olvidé el link, aquí lo dejo


      http://www.supermanjaviolivares.net/2012/10/max-landis-habla-sobre-el-enfoque-que.html?showComment=1351204418445&m=1#c5358054976399379316

      Eliminar
  14. Me encantó el número.

    En las correctas manos, Superman es un personaje rico y en exceso de buenas historias, de profundidad emocional, de heroísmo, de aprendizaje, de sueños. Como dices Javi, una historia base que puede ser contada de mil formas. LA etapa de la infancia de Clark es algo que sencillamente debemos ver de forma más seguida. Años de vida significan miles de historias. El potencial está ahí :)

    Ahora, una sugerencia... o petición, en realidad. ¿Podrías actualizar el interfaz de la página? Me refiero a ordenar el menú, porque en el apartado de cómics, aún están los de "The New 52". Podrías facilitarnos ahora la búsqueda de cómics de "DC You", y de todas las nuevas series del personaje.

    ResponderEliminar