martes, 7 de julio de 2015

RESEÑA DE CONVERGENCE: SUPERBOY Y LA LEGIÓN DE SUPERHÉROES #2

CONVERGENCE: SUPERBOY Y LA LEGIÓN DE SUPERHÉROES #2 (Junio 2015)

Guión: Stuart Moore
Dibujo: Peter Gross con tinta de Mark Farmer
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Los Caballeros Atómicos han invadido la Metrópolis del siglo 30 y la batalla no se hace esperar. Su resentimiento contra los héroes que la habitan va mucho más allá de lo ocurrido con Telos y sus cúpulas y es que estos caballeros post apocalípticos culpan a gente como la LEGION del desastre que ocurrió en su mundo y que ahora les ha dejado al borde de la extinción.

Sin embargo, la batalla entre los caballeros y la LEGION es una distracción para que uno de ellos, el llamado Bryndon, intente rastrear el origen de una señal mediante la cual alguien está intentando comunicarse con el planeta. Ese alguien resulta ser Brainiac 5 y la colaboración en atre éste y Bryndon forzará una tregua entre sus respectivos ejércitos. Los datos recogidos por los dos científicos dejan claro que hay algo más grande y ajeno a ellos contra lo que es mucho más inteligente colaborar que enfrentarse. Por tanto, Superboy, al igual que el jefe Gardner de los caballeros, tendrán que superar sus prejuicios y colaborar por el futuro de sus respectivos hogares.


CRÍTICA

Quién lo iba a decir. Después de una primera entrega en la que nos presentaba poco más que un somero planteamiento, Stuart Moore se las ha arreglado para cerrar la segunda parte con cierta dignidad y nos ha dado una historia superficial, pero que consigue presentar a sus protagonistas con cierto conflicto y cierta complejidad. Más aun, se las ha arreglado para cerrar los pequeños hilos argumentales que ha ido abriendo dando la sensación de ciclo completo a esta miniserie, que sin poder contar una historia potente al menos sí que ha acabado tratando a sus personajes con cierta consideración.

Lamentablemente, el dibujo no ha mejorado tanto como la historia. Comparado con lo que entregó Gus Storms en la primera entrega, este Peter Gross de la segunda es un dibujante casi normal, pero sus carencias son muy difíciles de obviar y desmerecen una historia que bien dibujada hubiera dejado un cómic razonablemente digno.

En conclusión, otra muestra más de lo que ha sido Convergence, un evento cuyas miniseries se han movido entre la calamidad absoluta y aquellas con una historia medio aceptable torpedeadas por un dibujo que da vergüenza ajena. En el caso de Superboy, hemos ido del primer caso al segundo. No es que haya sido un gran viaje, pero al menos hemos ido hacia arriba. ¿Es o no es una alegría?

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada