martes, 7 de julio de 2015

RESEÑA DE CONVERGENCE: ADVENTURES OF SUPERMAN #2

CONVERGENCE: ADVENTURES OF SUPERMAN #2 (Junio 2015)

Guión: Marv Wolfman
Dibujo: Roberto Viacava con tinta de Andy Owens
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Mientras Superman y Supergirl siguen tratando de escapar de la zona fantasma, las tropas del general Symian invaden Gotham City bajo la atenta mirada de Kamandi. En su taller, Lucius Fox ha ideado la manera de sacar a los héroes de la misteriosa dimensión, pero para permitir escapar a Kara, Superman queda atrás a merced de los brutales criminales de la zona fantasma. La chica de acero sabe que no debe permitir que su primo muera. Ella tiene el destino sellado, pero a Kal le quedan muchas batallas por librar. Utilizando una de las pistolas garfio del hombre murciélago, Superman es rescatado pero solo para tener que hacer frente a la invasión de los gorilas de Symian.

Muy pronto el simiesco villano descubrirá que no es rival para los dos kryptonianos, por lo que decidirá activar lo que él llama “el arma definitiva”. Sin embargo, ambos superhéroes con la ayuda de Kamandi conseguirán llegar hasta la ciudad post apocalíptica en la que habita el muchacho y desbaratar el arma que resulta ser una antigua cabeza nuclear.

Symian ha sido derrotado, pero tanto Superman como Supergirl saben que la verdadera batalla con Telos está aun por llegar.


CRÍTICA

Marv Wolfman consigue pasar con elegancia la prueba de contar una historia mínimamente relevante en tan solo dos números. A diferencia de lo que ha ocurrido en numerosas ocasiones en estas miniseries, la historia de estos episodios, si bien mínima, consigue tener un cierre y adquirir un sentido por sí misma a la vez que conecta con las serie madre del evento. Lamentablemente, ésta no recogerá el testigo y la pequeña base que aquí asienta Wolfman se verá traicionada por el escaso desarrollo de la serie troncal de Convergence.

Otro que también ha traicionado a Wolfman es su dibujante. Viacaba nos regala un dibujo torpón, escueto y de escasos atractivos que al igual que ocurría con el número uno queda en ridículo ante la portada de Mikel Janin, de nuevo maravillosa. Quizá la historia no sea espectacular pero cumple lo suficiente como para, de haber tenido un buen dibujo, conseguir un cómic meritorio. No es el caso y una vez más nos quedamos con un cómic que apenas llega a los mínimos para ser un complemento y que desde luego no está a la altura de quien lo escribe y ni mucho menos de los personajes que en él aparecen.

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada