martes, 12 de mayo de 2015

EDITORIAL: REALISMO Y SUPERHÉROES, UNA RELACIÓN DE AMOR-ODIO

Realismo y superhéroes. Dos palabras que son casi tan antagonistas como el día y la noche, pero que últimamente los guionistas, especialmente los de cine y televisión, se esfuerzan en hacer encajar. Los héroes con mallas y capa están de moda, pero sobre todo lo que es muy cool es hacer que éstos parezcan más reales a fuerza de oscurecerlos, oscurecerlos emocionalmente a través de conflictos y físicamente apagando los colores de sus atuendos. Porque parece ser que alguien ha decidido que oscuro es sinónimo de realista. Pero no, no lo es. 

Yo cada día me convenzo más de que los superhéroes no están hechos para ser realistas por más que nos empeñemos. En estos últimos días he disfrutado de la serie Daredevil, en cuya primera temporada (extraordinariamente reseñada aquí sin spoilers por nuestro compañero Alberto) se ha realizado una magnífica presentación de personajes absolutamente anclada a la realidad. Entornos reales como Hell’s Kitchen, conflictos reales como el narcotráfico y el crimen organizado, personajes reales que sufren, sienten, aman y sangran como cualquiera, imperfectos y con los que podemos empatizar. Durante toda la serie tenías la sensación de que Matt podía ser cualquier hombre harto de la corrupción, del crimen, de la violencia en su barrio, que decidía ponerse un sencillo y discreto atuendo negro que podrías comprar en un Decathlon y salir a la calle a pegar y a que le peguen. Era algo totalmente creíble, enfrentándose a amenazas creíbles en un universo poblado de personajes que actuaban de forma creíble. Pero he aquí que al final de la serie (y supongo que esto es un leve spoiler) el bueno de Matt decide ponerse un nuevo traje rojo oscuro, reforzado y con un casco con cuernecitos en lugar del pañuelo de pirata cubriéndole el rostro. Y en pleno clímax de la temporada, después de 12 episodios a cada cual más formidable, uno piensa… “Uffff… Esto chirría, amigos”. Porque chirría. La transformación de ese Matt creíble al superhéroe Daredevil a través de algo tan sencillo pero tan definitorio como es el ponerse su traje de los cómics (reversionado y oscurecido, pero bastante fiel), he hizo sentir que la serie había terminado. Yo al menos a partir de ese momento ya no me preocupé por Matt. Ya no era un hombre, había pasado a ser otra cosa. Un superhéroe, un icono, un símbolo, llámalo como quieras. Pero ya no era ese tío que podía ser tu vecino, que camuflaba sus golpes y cortes con excusas y falsos accidentes. Ya no me lo creía. 

Esto no es un caso exclusivo de esta serie. Ese fingido realismo de los superhéroes que está tan de moda funciona hasta cierto punto, pero llega un momento en el que deja de hacerlo y consigue el resultado opuesto, desdibujando a los personajes. Batman Begins era una película de acción excelente que solo decaía cuando Bruce Wayne empezaba a vestir de Batman, funcionando mientras solo era el tipo que salía de noche vestido de negro. Thor funciona en su propia saga pero casi parece un cosplayer cuando lo ves entre el resto de Vengadores, cuyos atuendos pretenden ser mucho más realistas (si descartamos las imposibilidades físicas y el tío verde de una tonelada, claro). Incluso en El Hombre de Acero podemos encontrar dos películas, una que termina cuando Clark se pone el traje y otra que comienza en ese momento. La primera es una perfecta y redonda historia. La segunda, un festival de acción igualmente disfrutable, pero sin el empuje emocional de la primera y que pierde ese tono realista aunque se esfuerce por seguir manteniéndolo. Porque sencillamente, es imposible. 

Todo esto me lleva a pensar que cualquier superhéroe o personaje de cómic es perfectamente adaptable a cine o TV con los medios adecuados, tanto técnicos como interpretativos... pero solo hasta determinado punto. Un buen guión, un buen diseño de producción, un buen reparto, una buena dirección, y el resultado es un gran producto, pero si se pretende darle realismo a la historia, habrá un momento en el que se traicionará a sí misma. Puede ser al aparecer el traje del héroe, puede ser al adquirir o usar un superpoder, o al enfrentarse a su archienemigo. Sea como sea, ocurrirá. Los superhéroes funcionan en un contexto realista como historias de origen, pero cuando se pretende seguir desarrollando quiénes son, nos damos cuenta de que su medio natural es el cómic, y que el mundo real no está hecho para ellos, para sus uniformes, para sus villanos ni para sus habilidades. En especial, creo, el problema está en sus uniformes. Como decíamos, Batman Begins, El Hombre de Acero o ahora Daredevil son solo algunos ejemplos de que en el momento en que el protagonista se enfunda las mallas (o el kevlar, qué más da), el realismo se desmorona. Tal es el poder del icónico aspecto de estos superhéroes.

Algo similar ocurre con el "descalzonamiento" de los superhéroes, siendo Superman su máximo exponente. No ha faltado siempre quien hiciera la bromita de que el kryptoniano llevaba la ropa interior por encima de los pantalones, pero en cambio cuando DC consideró apropiado eliminar los calzones rojos del uniforme, todo dios puso el grito en el cielo y el eco aún continúa años después. Aquí podríamos entrar en un estéril debate sobre lo que el personaje debe o no debe conservar, estéticamente hablando, sin que su imagen icónica se vea alterada, pero sobre todo me viene una consideración a la cabeza: que el calzón, para el Superman de los cómics, funciona perfectamente. Pero para un Superman de carne y hueso en la actualidad, se antoja un elemento desfasado. No me imagino al Superman de Henry Cavill con el calzón por fuera, igual que no me imagino al de Reeve sin él. 

Esto nos lleva a otra reflexión, y es que cuando la intención desde un principio es la de mantenerse fiel al espíritu del cómic y al tono ligero de éste, la cosa cambia. ¿Por qué funciona Superman: The Movie? ¿O el Spider-Man de Raimi? ¿O el Batman de Tim Burton? Porque no pretenden realismo. Son cómics adaptados a la gran pantalla, creando un universo propio y reconocible, fantástico en su mayor parte y con toques de realismo, pero no con un tono realista. Por más que Richard Donner quisiera que creyéramos que un hombre pudiera volar y que su mantra durante la producción de Superman fuese “verosimilitud”, no creo que jamás pretendiese que nos creyéramos que su Superman podría existir en el mundo real como Chris Nolan sí pretendía hacer con su Batman. Y así, mientras el primero funciona y se convierte en un producto intemporal de fantasía y entretenimiento, el segundo se convierte en algo redondo hasta que empiezas a hacerte preguntas. Preguntas que jamás te harías sobre el Superman de Reeve, simplemente porque pretendían cosas muy diferentes. 

Otro ejemplo lo tenemos en Arrow, una serie que en sus primeros compases pretendía ser realista y creíble del mismo modo que el citado Batman de Nolan (del cual bebía tanto que se atragantaba). Pero progresivamente ha ido derivando en otro producto y otro tono, convirtiéndose en una serie de superhéroes mucho más al uso. No ocurre así The Flash, que deliberadamente ya comenzó de una forma muchísimo más comiquera aun siendo un spin off de Arrow. Pero al final, Flash tiene un "tono cómic" que le funciona perfectamente en su universo y la damnificada termina siendo Arrow, que es la que ve alterada su tono original.

En definitiva, está claro que los personajes de cómic tienen por delante una larga carrera en los medios de masas como son el cine y la TV, donde inevitablemente se les dará cierto realismo para su transformación a personajes de carne y hueso. Que se realice con más o menos acierto es cuestión de cada adaptación, pero lo que está claro es que resulta muy difícil transformar las historias de un medio como el cómic a la acción real y que el resultado conserve la magia y la fantasía de los cómics y el realismo de la live action. Y quizá la solución sea tan sencilla como aceptar que una película de superhéroes no es más que eso, una película basada en personajes que nacieron y crecieron sobre el papel, y disfrutarla de ese modo. Siempre podrán darles vida en la pantalla pero, al final, el mundo real no es para ellos.

Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

27 comentarios:

  1. Carles Ras Mustich12 de mayo de 2015, 20:35

    Excelentísima editorial señores!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo si me imagino a Cavill con el calzón, su tipo de cuerpo musculoso ayudaría a que pase casi desapercibido y mas aun si le dieran un color oscuro quizas mas oscuro que el de la capa

    ResponderEliminar
  3. Fantástica explicación!!

    ResponderEliminar
  4. Respeto tu opinión javi, la mía es diferente

    ResponderEliminar
  5. Bueno, bueno... editorial verdaderamente EMOCIONANTE.

    Comparto mucho, de corazón, pero se os ha pasado una cosa que creo pudiera ser tenida en cuenta:

    Desde 1978 hasta ahora, por unas cosas o por otras, el mundo ha sufrido bastante y aunque también ha habido etapas buenas, las últimas han sido realmente duras, pero duras de verdad.

    Eso afecta a todo, a la gente que vive en el sueño de una película, en el mundo plano pero colorido del papel y a quienes hemos sudado y sangrado de verdad sin necesidad de que ningún Batman nos aporrease.

    Simplemente la vida, las circunstancias, los golpes, pues como decía Rocky en la despedida de 2007, "nadie golpea tan fuerte como la vida. Hay que aguantar los golpes, sin dejar de avanzar"...

    Por eso amig@s de tan fantástica afición, se ha "oscurecido" también todo, pienso yo.

    Finalmente, deciros que a veces me siento como el personaje de Brad Pitt en la magnífica "Entrevista con el Vampiro".

    No porque sea inmortal o duerma en un ataud, sino porque muchas veces me he sentido precisamente más amargado, triste y arruinado que nadie, con el norte totalmente perdido.

    Así se siente Pitt en esa película. Pero mirad por donde, a través de los siglos, llega al siglo XX. Precisamente a los gloriosos años 70.

    Entra en un cine. Y exclama algo así:

    "Y por fin, después de tantos años de oscuridad, pude volver a ver los colores azules que tanto me gustaban. No imaginaba que sería de forma breve, pero intensa".

    En ese momento se ve la película que está viendo en un cine el Vampiro Louis, el personaje que os digo de Pitt...

    Y se ve esta imagen:

    http://le0pard13.files.wordpress.com/2013/05/superman-smiles-final.jpg

    "Y mereció la pena, para ver nuestra esfera azul, tan pequeña y sola en medio de ningún lugar, que álguien tendrá que cuidarla" (Astronauta Cernan)

    Ojalá vuelvan los buenos tiempos y que nuestro Superman no esté siempre tan triste ni tan serio. Lo necesitamos un montón.

    Balboa

    ResponderEliminar
  6. Excelente editorial Javier (más bien cátedra), ojala muchos lo tomarán en cuenta. Los superheroes fantasía son, por eso nos gustan, no por ser serios y amargados (y que nos alienen con que eso es realismo) sino por ser fantasía. De nada nos sirve tampoco sentirnos superiores por llamar obra maestra a cualquier film "oscurecido", el cine de superheroes es solo eso, cine de superheroes.
    bueno también el aporte de Balboa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tus palabras tanto como puedas imaginar.

      Un fuerte abrazo de un "supermanero" de la vieja escuela (esto va por el compañero Lobo) que os aprecia un montón.

      Balboa

      Eliminar
    2. el cine siempre ha sido de cierta forma y en cierto sentido un medio de expresión artística (ya sean producciones más orientadas a lo comercial, a los temas de la cultura pop, o más cargados a la representación y critica de las realidades concretas), lo cual implica que esencialmente es de apreciación subjetiva, por lo que abarca una amplia gama de estilos......tantos como la diversidad de gustos, emociones, sentimientos e ideas puedan existir.

      si cuando hablamos de enfoque o tono realista, nos estamos refiriendo a una representación abstracta del mundo real (interpretarlo y entenderlo en un sentido literal seria un grave y garrafal error), entonces yo me pregunto ¿Qué condición o que elementos componen cualquier situación del mundo real?......pues es claro que esa dualidad, ese conflicto, que tiende a prevalecer entre lo luminoso y lo oscuro, donde el resultado de ese conflicto es una especie de equilibrio confuso e imperfecto (un tanto ambiguo y caótico), que se manifiesta en tonalidades grises, a veces prevalecerá más lo luminoso sobre lo oscuro, o lo oscuro sobre lo luminoso.......o me van a decir que todas las experiencias (personales y colectivas) de la vida y por tanto de la condición humana están claramente delimitadas y definidas entre lo que es totalmente blanco de lo que es totalmente oscuro.......solo recuerden que eso de humanizar o darles una representación conceptual más humana a los superhéroes en los comics fue una innovación revolucionaria iniciada hace décadas, y entre varios de sus mejores exponentes y desarrolladores se encuentran Stan lee y Alan Moore.

      Eliminar
    3. no olviden la regla de oro de la verosimiltud, o como dice Javi, esa especie de mantra adoptada por Donner cuando dirigió la realización de superman the movie; que indica que se tiene que saber encontrar la forma de balancear en las dosis apropiadas (y en la medida de lo posible) los elementos de representación fantástica, con los elementos de representación de la realidad......así igualmente también los momentos de drama y tragedia, con los de acción, comedia, humor y romance. .......y claro esta que en el transcurso del desarrollo de una película de superhéroes, habrá momentos que requieran una mayor dosis y enfoque de drama, tragedia y realismo......y otros más cargados hacia lo cómico-humorístico, el romance y la acción pura y dura. Y ESO ES SUMAMENTE COMPLEJO Y LABORIOSO DE CONCRETAR

      Eliminar
  7. Sin malos royos, no estoy de acuerdo con este análisis. La aspiración de toda historia, por más fantástica que sea, es resultar creible. Creible ya sea en sus parámetros, o con parámetros reales, la cosa debe poderse vender. Y no son las pelis las primeras en hacer eso, son los propios comics los que empezaron a hacer remakes de sus historias y abordar el mismo material de otros ángulos. Todos buscando construir algo posible a su manera, con sus parámetros. Y a mí nunca me ha chirriado ninguno de los casos que nombras (Daredevil no la he visto, debo verla), porque nunca las vi como que deben funcionar en nuestro mundo. Porque ni Begins o el Hombre de Acero lo son. Ignoro Daredevil, porque solo has citado crimen organizado y criminalidad, cosas de nuestra realidad extrapoladas. Pero no puedes decir que los otros ejemplos valen. Begins pone a una sociedad secreta de ninjas que enseña a Batman, y la última de Superman, aliens con aspecto humano. No puedes decir precisamente que no esten creando su propio entorno para poder funcionar, que no establezcan su entorno de fantasía "comiquera". Lo que hacen, eso sí, es reducir al máximo el entorno inventado para poder funcionar, que es diferente. Podemos hablar entonces de que nivel de fantasía aceptada en un entorno real es precisa para que funcione un personaje como Superman, por ejemplo. Cuando se va la mano con el realismo en el asunto es cuando se resiente el material comiquero, que nació, y se le fue añadiendo, mucha fantasía en torno al mismo. Pero no creo que el realismo sea por eso antitético del material de comic, ni siquiera a niveles extremos, si se hace bien, y se establece de buena manera, en los personajes precisos, los elementos fantasiosos indicados (no creo que Begins fracasara en ello, solo enfocó desde un ángulo diferente el mismo hecho).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en lo que comentas el asunto no esta en el realismo "real", sino en el que nos pretenden vender. Si bien tienes razón en que evidentemente nos meten en una gaveta oscura al iniciar la película para que creamos que lo que nos muestren es "realismo extremo" y todo es bastante ilusorio, la forma en que venden la película es como "realista".
      A muchos les preguntas por Nolan y Batman y te dirán dos palabras: realista y explicativo. Aunque todos sabemos que lo real y lo explicativo era únicamente lo que le convenía al director para hacer creer al espectador que seguía en algo real y explicativo.
      Entonces el problema va con gente (como tu) que se da cuenta que solo fue el trabajo de la producción para meternos en "su realidad", y otros muchos que creen que eso fue realismo, lo empiezan a llamar realismo y esperan que todo sea realismo y esperan que todo se parezca para que sea realismo. creo que por ahí va la división del "realismo"

      Eliminar
  8. Sin malos royos, no estoy de acuerdo con este análisis. La aspiración de toda historia, por más fantástica que sea, es resultar creible. Creible ya sea en sus parámetros, o con parámetros reales, la cosa debe poderse vender. Y no son las pelis las primeras en hacer eso, son los propios comics los que empezaron a hacer remakes de sus historias y abordar el mismo material de otros ángulos. Todos buscando construir algo posible a su manera, con sus parámetros. Y a mí nunca me ha chirriado ninguno de los casos que nombras (Daredevil no la he visto, debo verla), porque nunca las vi como que deben funcionar en nuestro mundo. Porque ni Begins o el Hombre de Acero lo son. Ignoro Daredevil, porque solo has citado crimen organizado y criminalidad, cosas de nuestra realidad extrapoladas. Pero no puedes decir que los otros ejemplos valen. Begins pone a una sociedad secreta de ninjas que enseña a Batman, y la última de Superman, aliens con aspecto humano. No puedes decir precisamente que no esten creando su propio entorno para poder funcionar, que no establezcan su entorno de fantasía "comiquera". Lo que hacen, eso sí, es reducir al máximo el entorno inventado para poder funcionar, que es diferente. Podemos hablar entonces de que nivel de fantasía aceptada en un entorno real es precisa para que funcione un personaje como Superman, por ejemplo. Cuando se va la mano con el realismo en el asunto es cuando se resiente el material comiquero, que nació, y se le fue añadiendo, mucha fantasía en torno al mismo. Pero no creo que el realismo sea por eso antitético del material de comic, ni siquiera a niveles extremos, si se hace bien, y se establece de buena manera, en los personajes precisos, los elementos fantasiosos indicados (no creo que Begins fracasara en ello, solo enfocó desde un ángulo diferente el mismo hecho).

    ResponderEliminar
  9. no es question de realismo o comic a la gran pantalla sino de adaptarse a nuestros tiempos! antes funcionava el estilo comic, Nolan puso una novedad y funciono, y dentro de 15 año sera otro estilo!

    ResponderEliminar
  10. Creo que hay super heroes como Batman que si funcionan con "realismo" Superman, por ejemplo no, por eso no me explico como van a hacer "Batman vs Superman" o "Justice League" sin que Batman no quede relegado, al papel q x ejemplo interpreta Ojo de Halcon en los vengadores, Superman,Linterna Verde, Flash, Wonder Woman,etc, pueden convivir y luchar a la par, Batman , no

    ResponderEliminar
  11. mm discrepo, creo que hoy por hoy un muy buen guion "realista" es lo ideal no siempre se lo consigue, pero creo que lo que logro Daredevil fue asombroso es el balance necesario entre el heroe y la realidad superarlo sera muy dificil, arrow para mi ya no tiene la fuerza necesaria y esta cayendo, flash se mantiene en su propio estilo y mientras no traicione su esencia tendra exito...

    ResponderEliminar
  12. El problema con esto del "realismo" es que la mitad de los supertipos deberian estar muertos si son realistas, como cuando vemos a Bane reventar un tanque de una piña, y luego le pega la misma piña a Batman y el tipo como si nada. Otra cosa es que seria imposible mantener la identidad secreta ya que el CSI los agarraria con cualquier cosa. Economia y politica tampoco funcionan bien con los superheroes, especialmente cuando los quieren "regular".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. una parte de la verosimilitud, como especie de regla de oro, a la hora de pretender realizar una buena adaptación de los comics de super-héroes, ya sea al medio cinematográfico o al televisivo......es que dentro de ese contexto ficticio debe existir una base lógica (es para lo que sirve la ciencia ficción), es decir una serie de leyes, normas, reglas, parámetros y criterios que dentro de esa realidad ficticia (que en cierta forma debe buscar representar o ser hasta cierto punto similar al mundo real) funcionen como explicación de "manera racional" (claro esta no de una forma literal) esas posibles incongruencias y absurdos que serian un hecho en la vida real.

      Por eso es que cuando se habla de darle un tono, enfoque y tratamiento realista a una historia ficticia de superhéroes, no debemos valorar o catalogar en un sentido literal ese concepto de "realismo", o sea no debemos como expectadores usar la lógica o racionalidad real, para explicar y justificar todo lo que se nos presenta en ese contexto fictico realista (con mayor o menor verosimilitud).......por que todo el encanto se pierde........creo que más bien lo tendríamos que ver como "una representación de la realidad en forma abstracta".

      Eliminar
  13. DC es realismo de superheroes al cien por ciento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obvio leer comics no es tu fuerte.

      Mario C.

      Eliminar
    2. Dc siempre han sido dioses entre humanos y batman el humano que sienpre les ha ganado...ver cómics cómo La torre de Babel por ejemplo....así que si eso para ti es realismo....

      Eliminar
  14. Como bien mencionar en tu argumentación, la base de cualquier producción cinematográfica del genero fantástico (incluso la ciencia ficción), y más en el caso especial de las adaptaciones al cine ( o a la tv) de los comics de superhéroes......es la verosimilitud.

    ¿Esto que implica, o que requiere?, al menos desde mi punto de vista, implica hacer un ejercicio muy completo y detallado de imaginación ; es decir, para saber que elementos, cosas, situaciones pueden adaptarse de tal manera que tengan un suficiente lógica congruente que los haga funcionar a la hora de trasladarlos de un medio a otro (claro esta que en todo momento se tiene que estar consiente de que es un ejercicio imaginativo que implica crear escenarios y circunstancias hipotéticas) .....esto se tendrá que hacer necesariamente en dos sentidos a manera de retroalimentación: del medio o contexto comiquero al medio o contexto live action (del cine o la tv), donde el medio live action viene a ser la representación un tanto abstracta del mundo real; y del contexto o medio live action (representación realista) al medio o contexto comiquero (representación fantástica).

    Aunque, viéndolo por otra parte, esto de imprimirle un tono, enfoque y/o tratamiento más representativo de las realidades concretas y de la condición humana (con sus virtudes y defectos a nivel social y a nivel individual) no es del todo nuevo......ya que personajes emblemáticos (figuras) como Alan Moore y Stan Lee ya habían comenzado décadas atrás esta suerte de innovación revolucionaria de los comics de superhéroes.......darles un toque y una representación más cercana a la experiencia y a la condición humana; claro que en el caso de los personajes de los comics de Marvel resulta más creible, y más probable que generen una mejor empatía en el expectador, por que son seres humanos, ciudadanos de a pie, que por determinadas situaciones azarosas adquieren o desarrollan habilidades sobrehumanas.....pero sus Álter ego (sus personalidades humanas) nunca se separan o quedan claramente delimitadas y diferenciadas de sus personalidades super heroicas (siguen padeciendo los problemas y conflictos comunes de la vida cotidiana).............Caso contrario que ocurre por norma general con los personajes de los comics de DC, que parten de una condición original de super humanos, ya sean personas que tengan gran poder económico, o que sean seres mágico-mitológicos, o alienígenas con super-poderes......pero siempre resultara más complicada la empatía y la identificación con el público, pues existen muchos inconvenientes al tratar de "humanizar" o bajar lo más posible de su pedestal a esta clase de dioses o semidioses. CON ESTO NO PRETENDO ABRIR UN DEBATE, O QUE ME MALINTERPRETEN, AL CREER QUE ESTOY DICIENDO QUE LOS COMICS DE SUPERHEROES DE MARVEL SON MÁS VEROSIMILES QUE LOS DE DC.

    ResponderEliminar
  15. Como bien has señalado al inicio: "oscuro no es sinónimo de realismo". Y aquí empiezan todos los problemas. El concepto de "realismo" es mal comprendido. No hay nada, ni en la literatura ni en la música ni en el teatro ni en el cine que sea "real". Todo es ficción, en el entendido de que se trata de una creación con un punto de vista determinado. Tanto así que géneros como el periodismo cuestionan el concepto de "realidad", pues a fin de cuentas son interpretaciones del mundo, no la "realidad real".

    Tampoco hay que confundir "oscuridad" con dramatismo. Una historia de ficción puede ser "oscura" y vacía, o "luminosa" y dramática. Se trata de un asunto de estructura, no solo del tono. Una historia cuyos protagonistas sean minions que vienen del plantea K-Pax puede ser tan dramática, compleja y "oscura" como una sobre la mafia rusa. No es el tema, no es el origen de sus personajes, entonces, lo que aporta ese aire que incorrectamente se insiste en llamar realista.

    Y el mejor ejemplo es Batman: ¿cómo es posible que los fans digan que es una historia "realista"? Si por realista entienden que se trata de un ser humano en el plantea Tierra, vaya concepto reducido. No sé ustedes, pero creo que no hay nada más alejado de un hijo de vecino "real" que un multimillonario que se disfraza en una cueva, con tecnología en su mayoría inexistente y capaz de acrobacias imposibles. Ah, no, pero resulta que el "irreal" es Superman.

    Por eso para muchos, "The Dark Knight Rises" es menor que su antecesora, cuando es mejor incluso, porque Nolan se permite juegos que realmente aportan al tono épico que se requiere: el escape del pozo aquel, el puente en llamas con el símbolo, etcétera.

    Por otra parte, hay un concepto también mal comprendido: "verosimilitud". Este viene desde Aristóteles, y significa "parecido a la verdad", como ustedes saben. No es la verdad, no es igual que la verdad, es solo aprecido. Y por esto, lo que Aristóteles intentaba decir es que una obra de arte tenía dentro de sí una serie de elementos coherentes entre sí. Volvemos al ejemplo de una historia de extraterrestres. NO se trata de que no haya pruebas sobre su existencia. Se tratya de que la historia sea coherente consigo misma. En el mundo real las cosas suceden con una lógica determinada. esa es la verosimilitud que se busca, la que buscaba Donner: en estos mundos de Superman, ¿cuáles son los elementos que permiten hacer coherente su historia según sus propios lineamientos, según su propia lógica, no según la lógica del gobierno de mi pueblo.

    Por esta razón, "Superman: The Movie" funciona tan bien y es tan perfecta. Hay tres partes, tres tonos y tres estilos, y cada uno es coherente consigo mismo. La primera parte, en Kripton, es una película de ciencia ficción, con sus códigos; la segunda, en Smallville, es una clásica "americana", de una belleza sobrecogedora, y la tercera, cuando se pone sus calzones, en Metrópolis, es un cómic de las eras doradas y de plata total, por eso Luhtor y el estúpido de Otis funcionan tan bien. No son bromitas metidas por aquí y por allá durante toda la película, como en las de Marvel. No. El estilo es decididamente "kitsch" y "camp", absurdo, y por el respeto a esa lógica interna (verosímil), esa película es el paradigma aún no superado. La fantasía de Superman devolviendo el tiempo no puede ser leída con las nociones de la física (uy, sí, seamos realistas), es una proeza fantástica justo por eso. Y por eso mismo es que en la mayoría de películas todo se cae cuando el héroe se pone el traje, porque no saben cómo darle sentido coherente, y todo se vuelve aburrido: peleas, persecuciones, explosiones, chistes malos y ya: una fórmula simplona.

    Una película de superhéroes puede ser inteligente, compleja, profunda, oscura si les parece, pero debe ser (más que divertida), épica, fabulosa, fantástica, mágica.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aplausos!!! Excelente comentario compañero. Totalmente de acuerdo

      Eliminar
  16. A ver,difiero mucho de este comentario. Si de verdad los superheroes no están hechos para el cine,vaya el montón de dinero y tiempo que se han malgastado en los últimos 70 años. Me recuerda una crítica de watchmen que citaba que la película era una mala adaptación porque en el cómic,al ser sin movimiento, puedes apreciar todos los detalles y el cine,al ser movimiento, no puedes.????!!!. Absurdo. Los superheroes en el cine me los creo, por que? Pues porque el realismo es en pantalla y basado en material que sabes que no es realista. Me explico. Me creo mucho el batman de Nolan y los vengadores de whedon. Porque, por ejemplo, esta el hecho de que Nolan consigo que te creas sus películas mediante el uso de materiales que existen: el coche lo construyeron, esta rodada en ciudades reales,las escenas de acción son reales, me creo que un tipo si se quema media cara no queda muy bien, y que un alucinógeno cause alucinaciones. ¿Que qué pasa cuando me pregunto por qué batman puede planear.la respuesta: es un personaje de comic.puedes aproximarlo todo lo que puedas a la realidad, porque hay elementos que pueden ser más reales que en el cómic. Otros son,por el momento, ficticios. Lo mejor,es que lo sabemos

    ResponderEliminar
  17. ...sobresaliente editorial que expone un punto de vista muy valido y formidablemente argumentado acerca del fenomeno...

    ...mi opinion personal es contraria con todo respeto y partiria primero por definir que es adaptar; el proceso de adaptacion de un medio narrativo a otro es precisamente un proceso de cambio y transformacion, donde el elemento adaptado (en este caso un superheroe de un medio aditorial impreso) transmutara muchas de sus caracteristicas para poderse adaptar a otro medio (en este caso el cine que es un medio audiovisual) para que sea funcional en este nuevo medio de donde no es oriundo y las herramientas que se usan para narrar son totalmente diferentes al medio fuente original y donde la adaptacion sufre normalmente un proceso secundario de re-interpretacion dependiendo de las necesidades por parte del adaptador, en este caso el director y el guionista; teniendo en cuenta lo anterior la adaptacion no tendra como resultante JAMAS una copia fidedigna del original y caracteristicas de una historia como los elementos fantasticos pueden ser adaptados y re-interpretados de forma realista y viceversa, un elemento realista podria transmutar en un elemento fantastico si asi se necesita; la adaptacion en si es un proceso libre de reglas que impidan que algo no pueda ser adaptado; las limitantes podrian ser tecnicas; de esta forma podriamos afirmar teniendo en cuenta las caracteristicas propias del proceso, que pensar, que es un error garrafal adaptar de forma mas realista y menos fantastica un superheroe de un medio escrito a uno audiovisual, seria incurrir en un desacierto porque el propio proceso SI lo permite...

    ...ahora el segundo punto yo tampoco considero que realista sea un sinonimo de oscuro, ese elemento, la oscuridad, es una herramienta que algunos directores y guionistas usan debido a que una saga especifica y su director marcaron una tendencia en el cine de superheroes, de igual forma no considero que fantastico sea sinonimo de anodino o infantil o poco inteligente o humoristico, bajo ese aspecto una pelicula de superheroes por el hecho de que su tematica central sea fantastica no la hace ser vacia e infantil y que deba estar plagada entonces de humor rampante y pueril, puede aspirar como cualquier otro tema que se adapte al cine a tener un guion inteligente y serio donde la percepcion de realidad no anula el elemento fantastico, sino por el contrario convive con el de forma equilibrada y se potencian entre si; usare los mismos dos ejemplos de la editorial para comprobarlo; Superman The Movie es una buena pelicula de superheroes (no perfecta) porque sabe equilibrar los elementos fantasticos y reales de forma adecuada, por ejemplo krypton en esta pelicula es un planeta de hielos eternos porque circunda un sol (rao) que en esta adaptacion es una enana roja (una estrella moribunda) que emite muy poca radiacion, este es un ejemplo de intentar traer realismo a una historia fantastica usando elementos de la fisica para explicar las caracteristicas de un lugar; en Batman Begins Wayne inicialmente es capaz de enfrentarse a 6 hombres en combate cuerpo a cuerpo y vencerlos algo realista y plausible, pero en la misma pelicula luego de recibir un entrenamiento en todos los estilos de lucha por una secta secreta puede enfrentarse a 600 hombres, un claro elemento fantastico dentro de un historia hiperrealista; el humor puede estar presente pero hay una diferencia entre gags de buen y de mal gusto, en IRM3 un mandarin ebrio advierte a las meretricez con las que departe despues de usar el baño que no se acerquen al lugar debido al mal olor, mientras que en MOS un letrero en un edificio en construccion advierte que lleva una cantidad de dias sin accidentes, luego Superman en la batalla se estrella contra el letrero quedando el numero cero dias sin accidentes en su lugar...







    ResponderEliminar
  18. ...para finalizar opinare sobre el tema mas algido, es un superheroe de un comic un personaje exclusivamente fantastico y punto?; revisemos la historia del propio Superman pero no revisaremos el personaje contemporaneo debemos ir a sus origenes; la inspiracion nace en el reinado del superhombre, de los seriados de Flash Gordon y los semanales de la prensa, asi como del entorno de dos personas de ascendencia judia hijos de inmigrantes, reciclan el nombre de Superman para crear un prototipo de heroe contemporaneo el cual deberia ser moralmente recto, su religion judia y la sociedad de los años 30s y 40s asi lo disponian, que pusiera sus poderes al servicio de la comunidad para defender los derechos civiles, sociales, la justicia, el estilo de vida de la sociedad y protegiera siempre a los mas desvalidos e inocentes de delincuentes, criminales y abusadores del sistema, le imprimieron un origen extraterrestre como metafora de la condicion inmigrante que ellos mismos y sus familiares tenian, le dieron un alter ego que ocultaba su verdadera identidad lo que es un reflejo de la adaptacion que los inmigrantes debian realizar mimetizandose en una nueva sociedad ajena para parecer uno mas y ser aceptados mas facilmente, su verdadera identidad seria un superhombre con poderes especiales como la superfuerza, la invulnerabilidad, la velocidad y dar grandes saltos, una exaltacion de las cualidades culturales del inmigrante que proviene de culturas ricas en tradiciones y que las pone al servicio de la sociedad que los adopta para mejorarla y enriquecerla como una retribucion por acogerlos, es decir Shuster y Siegel nos dieron un superjudio, el cual se mueve mimetizado en un entorno citadino realista inspirada en la Toronto donde vivia Shuster, que trabaja como reportero (escritor como sus inventores) en el Daily Star (que luego paso a ser el Daily Planet) inspirado en uno de los peridicos de Toronto, que se transforma en el superhombre para defender al desvalido, a la justicia, a la verdad y al estilo de vida americano de criminales en historias de corte realista y social que lo enfrentaban contra crimenes comunes donde el personaje resolvia problemas reales a los que las personas del comun se enfrentaban como el abuso fisico o la estafa...

    ...el personaje florecio en el medio editorial del comic que estaba dirigido mas hacia un publico adolescente e infantil motivo por el que el elemento fantastico absorvio cada vez mas al personaje y a sus historias originales, transformandose en el Superman actual, los criminales fueron transformandose tambien en toda suerte de extraterrestres y fuerzas malignas fantasticas, pero a pesar de eso los elementos reales como el ambiente citadino donde vive y trabaja, su alter ego y sus enemigos que a pesar de ser extraterrestres mantienen su estatus original de criminales siguen intactos, no por nada su mas grande archirival sigue siendo un ser humano corriente, con un intelecto superior y medios economicos para poder hacer el mal...

    ...para concluir la reflexion podriamos afirmar que el dar pinceladas de realismo a una historia como en el Batman de Nolan y el Superman de Snyder es un esfuerzo valido por conciliar una caracteristica que como es demostrable es intrinseca en estos personajes desde su propia concepcion, quererle dar un tono mas serio y adulto a un personaje de un comic adaptado a la gran pantalla es totalmente plausible, pues sus propios origenes y aventuras iniciales fueron mas cercanas a la realidad que a la fantasia y que esa caracteristica se haya diluido con el tiempo en el elemento fantastico preponderante posteriomente, no quiere decir que desaparecio, siempre estuvo alli y que eso no se quiera reconocer por una postura polarizada es una simple cuestion de gustos, pero escritores como Moore y Miller la advirtieron y demostraron que estos personajes podian aspirar a ser algo mas que una caricatura de si mismos y que sus posibilidades de ninguna forma estan limitadas unica y exclusivemente a lo fantastico sin que ese elemento deje de estar presente y enriquezca sus historias...

    ResponderEliminar