domingo, 27 de abril de 2014

RESEÑA DE SUPERGIRL #29

SUPERGIRL #29 (Mayo 2014)

Guión: Tony Bedard
Dibujo: Yildiray Cinar
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Supergirl ha sido poseída por un anillo de los Red Lanterns, lo que la ha dejado en un estado de furia descontrolada que arrasa todo a su paso. Su antigua compañera de piso, Siobhan Smythe, intenta razonar con ella pero la estrategia no tiene mucho éxito. Por ello, y en contra de su voluntad, la chica se ve obligada a dejar salir a su alter ego, Silver Banshee, cuyo poder de magia negra puede ser rival incluso para la imparable kryptoniana.

La batalla entre ambas parece igualada al principio pero pese a su poder, Siobhan pronto se dará cuenta que no va a poder detener a Kara antes de que arrase el planeta. Ante esta encrucijada, Silver Banshee opta por convencer a la furiosa Supergirl que el objeto de su ira no está en este planeta y que debe buscar fuera de nuestro mundo a los culpables de su destrucción. La prima de Superman parte de nuestro planeta. La Tierra está a salvo de su furia por ahora, pero el periplo de Supergirl poseída por la furia roja, no ha hecho más que comenzar.


CRÍTICA

Como ya empieza a ser demasiado habitual en la serie de la joven de acero, nos encontramos una vez más ante un número donde la acción de una batalla se encarga de rellenar las páginas del episodio, relegando la trama a una anécdota que podría contarse en dos viñetas o incluso en ninguna.

Curiosamente y tras pasarse un número contando bien poco, tendremos que irnos a las series de Green Lantern/Red Lantern para saber algo más de lo que ocurre con Kara antes de llegar al número siguiente. Visto el panorama, no se puede decir que esta saga de la “Hija Roja” esté desatando mucho interés que digamos. El punto más fuerte del capítulo que nos ocupa es la relación con Siobhan, que aquí se nos muestra como un personaje con voz propia, capaz de aportar a Kara la humanidad que a todas luces le falta. Para una serie como esta, tan necesitada de secundarios que puedan dar un mínimo de juego, ella debería ser un personaje mucho más importante de lo que ha sido hasta ahora, ya que se ha limitado a aparecer y desaparecer sin que tengamos muy claro si seguía en la serie o se había perdido en el limbo de los personajes olvidados. Algo parecido ocurre con las tramas de la doctora Veritas y Lobo, repasadas aquí muy por encima y ya veremos si retomadas en el futuro u olvidadas o traspasadas a otro rincón del nuevo universo DC.

En cuanto al dibujo, Cinar no ofrece precisamente lo mejor de sí. No se puede decir que su dibujo sea malo, pero desde luego no llama la atención y no consigue lucirse ni en las escenas de acción ni con los primeros planos de las chicas protagonistas.

Con todo, la serie destila un aire de intrascendencia absoluta. Con unos protagonistas que nos importan bien poco, metidos en una historia vacía que no consigue llegarnos y dibujada sin ganas ni espectacularidad ninguna. Con este panorama poco cabe esperar de una serie a la que el fantasma de la cancelación empieza a rondar en USA y que seguramente acabaremos viendo reflotada de un modo u otro a no mucho tardar. Esperemos que acabe por encontrar su camino.

Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada