martes, 15 de abril de 2014

RESEÑA DE SUPERBOY #30

SUPERBOY #30 (Junio 2014)

Guión: Aaron Kuder
Dibujo: Jorge Jiménez
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Atormentado por extraños sueños, Superboy llega a nuestro presente. Un momento en el tiempo diez años antes de que junto a su padre Harvest consiguiera acabar con todos los metahumanos del planeta y anterior a que estos se alzaran contra la humanidad.

El joven está sorprendido por esta sociedad aún brillante, limpia, y en la que no encuentra rastro de Harvest. Sin su padre adoptivo para controlar su desequilibrio genético, Jon Kent teme que su condición pueda volverse más inestable y empeorar, lo que parece estar ocurriendo rápidamente.

Antes de que pueda hacer nada para remediar su estado o para localizar a su mentor, es encontrado por “el Guardian”, un agente de la división de ideas avanzadas de “Star Labs” que le traslada a sus instalaciones.


Superboy no confía en nadie de aquel lugar, pero todo el equipo de la división se muestra dispuesto a ayudarle con su problema genético y son tremendamente acogedores con el joven clon. Para su sorpresa, y quizá por primera vez en su vida, Jon Kent se encuentra a gusto, pero no será tan sencillo escapar de un pasado que no deja de atormentarle.


CRÍTICA

“Olvida el pasado” es el título de este episodio de Superboy y el mensaje que parece querer transmitirnos el nuevo equipo creativo de esta serie que nos ofrece al fin un prometedor inicio para la colección. Y es que muy poco de lo que nos encontramos en este número 30 tiene que ver con lo que veíamos durante los últimos meses (o años) en la serie.

Por un lado, Aaron Kuder parece haber hecho suya la serie con un solo episodio. No solo consigue caracterizar al protagonista de un modo mucho más eficaz que lo visto hasta ahora, sino que le regala un verdadero plantel de secundarios que pueden dar muchísimo juego y darle a este esperpéntico personaje visos de humanidad y credibilidad. Algo que en esta serie llevaba años sin verse.

Y por otro lado, la gigantesca mejora que ha supuesto en el apartado gráfico la incorporación de Jorge Jiménez, a años luz de lo que solíamos ver en esta colección. Este autor presenta unas páginas llenas de dinamismo y vitalidad, pero no renuncia a la expresividad de sus personajes o a la corrección anatómica o de perspectiva para conseguirlo.


Con un guión prometedor y ameno y un dibujo impresionante, nos encontramos con un verdadero nuevo comienzo para una serie que debería haber ido por este camino hace años en vez de languidecer sin rumbo como ha hecho. Este es un personaje difícil, que arrastra un bagaje muy pesado en un entorno ya complicado como el “New 52”, pero al fin y al cabo, un buen cómic ocurre cuando se junta una buena historia con un buen dibujo que la narre. Entonces, todo lo demás queda pequeño y sorprendentemente, eso es lo que parece estar ocurriendo en Superboy.

Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

2 comentarios:

  1. Gran reseña de Antonio. Por otro lado Jorge es espectacular, entre Kuder y el van a levantar una franquicia dejada de la mano de dios.

    ResponderEliminar