lunes, 3 de marzo de 2014

RESEÑA DE ACTION COMICS #28

ACTION COMICS #28 (Abril 2014)

Guión: Greg Pak
Dibujo: Aaron Kuder
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Una vez rotos los sellos que mantenían aislado al mundo subterráneo, la amenaza que el guerrero Ukur profetizaba parece no ser tan terrible. Sin embargo, la reina Kokya que parece ser la regente de aquel mundo de maravillas, no tarda en aparecer. Su estilo de gobierno matriarcal hace que tome a Lana como la reina de la superficie y a Superman como uno de sus esclavos siendo ambos invitados a palacio.

Aunque al principio todo parece ser maravilloso, los dos invitados no tardan en descubrir que la energía que alimenta aquel mundo se consigue a base de drenar la fuerza vital de unas pequeñas criaturas que pueblan la zona. Sin pensárselo, Superman se dispone a salvar a los pequeños animales pero es detenido por Ghost Soldier quien se ha infiltrado en la ciudad. El soldado revela su identidad a Superman y le pide que no interfiera en los asuntos de aquel lugar y se arriesgue a comenzar una guerra, pero el Hombre de Acero no está dispuesto a permitir ningún asesinato y empieza a pelear para liberar a las pequeñas criaturas. A la lucha se unen Lana, Baka e incluso Ghost Soldier, quienes tienen que hacer frente a unas poderosas criaturas pétreas que la reina Kokya ha liberado.


Aunque la batalla parece favorecer a los héroes y estos consiguen huir a la superficie, algo extraño sucede en cuanto llegan allí. Las pequeñas criaturas empiezan a mostrar un comportamiento violento y, en un giro inesperado, Ghost Soldier apuñala por la espalda a Superman.


CRÍTICA

La etapa de Greg Pak en Action Comics sigue por derroteros imprevisibles y totalmente aislada de lo que ocurre en el resto del universo DC, lo que parece que se confirma como la única manera de escribir historias decentes en esta compañía.

Así, el guionista nos trae una historia dinámica y muy entretenida, que se lee estupendamente a pesar de que no va escasa de texto y donde el recurso del monólogo interior vuelve a resultar eficaz para perfilar a los personajes. Quizá su “problema”, si se le puede llamar así, es que no parece en absoluto una historia de Superman. El argumento del mundo subterráneo es sugerente y curioso, pero bastante inverosímil y no precisamente uno en el que el Hombre de Acero pueda lucirse. No hay Metrópolis, ni Daily Planet, ni villanos conocidos y tampoco es que esta Lana Lang pizpireta y resultona que se ha sacado de la manga recuerde mucho a Smallville. La historia es eficaz y divierte, pero podría ser una aventura de Plastic Man y seguiría funcionando igual.

A los lápices, Aaron Kuder va mejorando ostensiblemente a la hora de presentar a un Superman cada vez más majestuoso e impresionante, pero una vez más nos regala una colección de rostros femeninos que parecen sacados de un tebeo de Escobar. Su estilo funciona con el tono ligero de esta historia y su narrativa y dinamismo casi hacen olvidar sus defectos.

Imposible comentar este cómic sin hablar de la escena en que Clark se quita su “armadura” como si fuera una camiseta de Decathlon. ¿Qué ha pasado con aquella armadura nanobótica que crecía desde la “S”? ¿Es que ese “cortocircuito” que menciona ha convertido la tecnología de Krypton en un tejido de mercadillo? ¿Es que las series de Superman tienen un editor tan apabullantemente incompetente que deja pasar una pifia como esta? Que cada uno elija la respuesta que más le convenga y que menos pena le dé.


Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

11 comentarios:

  1. No entiendo nada esa viñeta, lo q se ve a un lado es Superman y al otro es su reflejo? entonces por que en un lado parece como si Superman se quitara su traje desde el abdomen y en el reflejo se toma una de las mangas?, tengo que estar equivocado por que un error de esos no se puede pasar. Alguien me explica?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que son dos viñetas diferentes.

      Eliminar
    2. Ahí parece que se lo está poniendo ¿no?

      Eliminar
    3. Son efectivamente dos viñetas distintas y se lo está poniendo porque antes se le había visto quitárselo. Hay varios paneles en el comic donde se ve al traje como si fuera de tela sencilla y encima con dos piezas distintas, una de camiseta y otra de pantalones

      Eliminar
  2. no se que diablos pasa con Superman en New 52,tiene mucho que deje de leerlo y de New 52 lo unico que me gusta es el nuevo traje,nadamas :l

    ResponderEliminar
  3. yo lo del traje no lo veo como un fallo tan grande por que creo que se dijo que el traje funciona a vultadad de superman por lo que si el quiere que sea una armadura pues lo es pero si se lo quiere quitar como si fuera una camiseta pues tambien.
    es un fallo pero si se rebusca un poco se puede entender

    ResponderEliminar
  4. Es sencillo. El nuevo traje es tal despropósito de diseño e inventiva que ni ellos mismos se ponen de acuerdo.
    El traje de tela (sea indestructible o no) funcionaba. Permitia quitarselo o llevarlo por partes (mallas pero con el pecho descubierto) y situaciones como la vista en este comic.

    La idea de una armadura nanobótica no pega ni con cola con el concepto de Superman.
    Superman no necesita una armadura porque es... bueno, porque es Superman.

    Tengo una botella de cava reservada para descorcharla el dia que este horrendo y nefando traje vuelva a dar paso al de toda la vida (aunque fuese sin calzón),

    ResponderEliminar
  5. A ver, ¿es tan grave lo del traje como para que el cómic sea malo? No, claro que no. Solo es algo anecdótico en el New 52. Pero no hay duda de que es un fallo que queda sin explicación. Yo esa teoría de que si quiere Superman es armadura y si no, pues es malla, o es unos vaqueros... hombre, si empezamos con el "todo vale", pues estamos perdidos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...jajajajajajaja...

      ...secundo, Pack ha demostrado que sabe hacer buenos arcos interesantes y dinámicos y el cómic es bueno...

      ...aunque obvio que es un fallo queda como una anécdota sin explicación ademas de la del error humano consciente o inconsciente y no podía ser otro que en el New 52 en donde ha pasado de todo...

      Eliminar
    2. Clark dice que podía doblar uñas sin esfuerzo mientras dobla la armadura. No entiendo por qué tanto problema.

      Yo lo veo como que el traje se activa mediante nanotecnología, pero Superman puede doblarlo de la misma forma que lo hemos visto doblar pedazos de metales pesados, simplemente por su fuerza. No es que sea de tela.

      Eliminar
  6. Puede que sea todo,es decir que sea un traje de tejido nanobótico.

    ResponderEliminar