lunes, 13 de enero de 2014

RESEÑA DE ACTION COMICS #27

ACTION COMICS #27 (Marzo 2014)

Guión: Greg Pak
Dibujo: Aaron Kuder, Mike Hawthorne, y R.B. Silva
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Mientras cuida del pequeño Baka (así llama al pequeño ser que rescató en el número anterior) Clark recibe la llamada de Lana, que sigue investigando el pozo que encontró en Venezuela y que parece construido por una antigua civilización desconocida. Las advertencias de su amigo no consiguen evitar que la ingeniera se adentre más y más en el sistema de cuevas, seguida sin saberlo por el soldado fantasma. 

Las pesquisas de la chica de Smallville la llevan a descubrir una plaza subterránea en la que flota un orbe iridiscente. Pero no es lo único que se encuentra allí, y es que una miríada de monstruos gigantescos aparecen de todas partes. Afortunadamente para ella, Clark no tarda en hacer aparición y trae con él a Baka. La pequeña criatura se une a la pelea junto a Lana y sorprende a todos articulando sus primeras palabras en inglés. Precisamente esas palabras hacen referencia a la peligrosidad de los que parecen ser su propia gente y que acaban de aparecer desencadenando de nuevo la transformación del pequeño.


Superman recoge a Lana y se dispone a liberar a Baka, pero su captor le frena convenciéndole de que ni él ni los monstruos están allí para atacar la superficie sino para todo lo contrario: protegerla de todo lo que pueda surgir de aquel imperio subterráneo.

CRÍTICA

La andadura de Greg Pak en los títulos de Superman continúa y evoluciona hacia lugares inesperados, con una aventura que parecería más propia de cierta familia fantástica de la Marvel que del Hombre de Acero.

Lo inesperado de la propuesta descoloca un poco y nos aleja de las situaciones habituales en una serie de Superman, sin embargo el viaje se hace llevadero cuando el guionista es capaz de entender a Clark y hacerlo cercano a cada uno de nosotros presentándolo como un auténtico pez fuera del agua. Pak le da la vuelta a uno de los principios establecidos por Morrison en este “New 52” y nos muestra cómo la soledad y el desarraigo de esta versión de Superman pueden también justificar sus actos altruistas, alejándolo del matón con superpoderes que teníamos en aquellos números. Esa sabia concepción del personaje y los continuos giros en busca de la sorpresa hacen de esta colección una lectura agradable, pero que aún tiene mucho que demostrar a lo largo de próximas entregas para que realmente podamos hablar de una buena etapa.

El apartado gráfico sigue sin ayudar mucho. Kuder sigue en su línea, aunque con cierta mejoría, pero el caso es que aquí tiene que ser ayudado por nada menos que dos dibujantes (no primeras espadas precisamente) y la calidad gráfica se resiente. La colección madre de Superman debería ser una de las niñas mimadas de la editorial y si, por fin, parece que tenemos un guionista prometedor, el dibujo debería estar a su altura, cosa que no ocurre.


En cualquier caso y aun habiendo mucho espacio para mejorar, Action Comics se deja leer y ha mejorado sensiblemente con respecto a lo que veíamos hace solo unos cuantos meses. ¿Podemos albergar esperanzas de que la línea de calidad seguirá siendo ascendente?

Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada