lunes, 23 de diciembre de 2013

OPINIÓN SOBRE EL EXPOCÓMIC 2013 (POR NACHO JORDÁN)

El Salón Internacional del Cómic de Madrid, volvía otra vez a la Casa de Campo. Recordamos que la edición en 2012 fue un total desastre organizativo, al no poder utilizarse el Pabellón de Cristal por su cercanía con el Madrid Arena. Nadie pudo entender por qué no se trasladó a cualquier otro de los pabellones del recinto ferial de la Casa de Campo, pero este año sólo queríamos olvidar y disfrutar.

Quizá para resarcir a la gente de las estrecheces del pasado año, esta vez se habilitaron dos plantas del citado pabellón en vez de una como en otras ocasiones. El grueso de las tiendas y stands estaba en la planta baja, mucho más amplia, mientras que en la primera estaba la cafetería, zonas de descanso y áreas para las conferencias y sesiones de firmas. Solemos acudir el jueves por ser el primer día, pero también es cuando hay menor afluencia de público. Sin duda el sábado y el domingo, cuando la gente acude en masa, sí pudieron disfrutar y agradecer la ampliación de espacio.

En el aspecto de autores invitados se sigue creciendo y ampliando año a año. Esta vez la lista ascendía a casi cincuenta, y además algunos de ellos repitieron varios días sus sesiones de firmas. Los aficionados al género de superhéroes pudieron disfrutar de la presencia de Mahmud Asrar, Gary Erksine, Pepe Larraz, Salvador Larroca, Ken Lashley, Pop Mhann, Jesús Merino, Pascual Ferri, Ariel Olivetti, Jorge Jiménez ó Agustín Padilla.

Como ya comentamos el año pasado, el verdadero aliciente para la mayoría son las tiendas de segunda mano. No quiere decir que no resulten interesantes las novedades, incluso algunas era posible encontrarlas con buen descuento en plan “oferta de salida”. Pero creemos que el auténtico interés suele estar en el material antiguo, especialmente entre los fans más veteranos, que buscan ese número que les falta o lo tienen deteriorado. Salvo alguna excepción que aprovecharon los que primero llegaron, podemos decir que había buen surtido en todo lo posterior a los años 80. Si hablamos de editoriales de los 60 ó 70, como Vértice ó Novaro, había muy poca cosa. Tampoco había apenas originales americanos, excepto en un par de stands. Los que acudimos todas las ediciones echamos de menos más de una y más de dos tiendas de las que no suelen faltar ningún año. Preferimos no dar nombres, pero fueron ausencias importantes. ¿A qué pudo ser debido?


Plano de las instalaciones de Expocómic 2013

Sólo podemos aventurar la respuesta, pero una suposición más que factible fue el hecho de que ese mismo fin de semana TENÍA LUGAR EL SALÓN DEL CÓMIC DE ZARAGOZA. Ignoramos quiénes fueron los promotores responsables de la catastrófica coincidencia, si los madrileños o los maños, pero en cuando el primero (quien fuera) anunció sus fechas, el segundo tenía que haber escogido otras. Como decimos, no sabemos realmente “quién llegó primero”, pero el resultado sin duda fue que alguna tienda tuvo que elegir al no poder estar en dos lugares al mismo tiempo. En Madrid vimos algunas que era imposible que estuvieran a la vez en Zaragoza y que solían ir a los dos salones, y estamos seguros de que en la capital aragonesa tuvo que pasar lo mismo. Tampoco es disparatado suponer que al verse obligado a elegir hubo quien decidiera no ir a ninguno de los dos sitios. Y lo mismo puede decirse de los asistentes, hay aficionados que cada año van a las dos citas y este año no han podido. Lo cual es nuestro caso.

Es una pena que un esfuerzo de organización como el de este año, con una importante ampliación de espacio y atrayendo a autores de primera fila, se haya visto empañada en ausencia de importantes expositores y suponemos que también en una parte de afluencia de público. Y todo por una absurda falta de comunicación entre las dos organizaciones. Esperemos que de ahora en adelante se consiga una coordinación que evite que esto vuelva a repetirse.

Nacho Jordán para www.supermanjaviolivares.net

Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada