martes, 29 de octubre de 2013

RESEÑA DE SUPERGIRL #24

SUPERGIRL #24 (Diciembre 2013)

Guión: Michael Alan Nelson
Dibujo: Diogenes Neves
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN

Brainiac ha llegado a I`noxia y quiere a Supergirl para estudiar en ella los efectos que produjo el envenenamiento por kryptonita. La Joven de Acero está ahora fundida con la conciencia del planeta y Delacore sabe que entregar una significa también entregar la otra. Por su lado, Zor-El, recién recompuesto tras haber sido el Superman Cyborg, se da cuenta del daño que ha provocado a su hija y no tiene ninguna intención de rendirla a Brainiac, por lo que propone un trato con Delacore. A cambio de recomponer el cuerpo de Kara, él puede enseñar al colectivo de I`noxia a miniaturizarse y poder así escapar del coleccionista de mundos.

Por su parte y en contra de lo esperado, la conciencia de Kara no se limita a esperar, sino que toma un nuevo cuerpo a partir de los recursos de I`noxia y clama porque el Cyborg le devuelva lo que es suyo. Este ataque interno consigue debilitar aún más las defensas del planeta, pero a pesar de que las tropas de Brainiac ya están por todas partes, Delacore consigue revertir el proceso que había liberado a Zor-El y éste vuelve a ser el Superman Cyborg, quien culpa de todo lo ocurrido a Brainiac y se enzarza con él en una batalla que arrasará aquel mundo.


Pero el kryptoniano ha cumplido su promesa antes de desaparecer. El colectivo se ha miniaturizado y Kara vuelve a tener un cuerpo físico, pudiendo escapar ambos de la batalla entre el Cyborg y el coleccionista de mundos. Supergirl es libre de nuevo y libre también del envenenamiento por Kryptonita, pero su regreso a la Tierra no será tan sencillo como había pensado.


CRÍTICA

Final de la saga del planeta I`noxia y el Superman Cyborg, quien ha tenido en esta historia su debut en la nueva continuidad y un origen completamente distinto al que conocíamos. La historia no ha sido precisamente memorable, pero consiguió dejarnos ciertos momentos de suspense en números anteriores. Aquí lo que encontramos es una resolución con un punto de apresuramiento pero buen pulso narrativo, muy apropiado para ser el capítulo final. El episodio tiene un ritmo dinámico, y es coherente con la figura trágica de Zor-El que conocimos en el “Mes de los Villanos”. Lamentablemente, se queda en la superficie y ni se profundiza en las particularidades de la sociedad de I`noxia, ni en los conflictos personales de Kara o su padre. La solución que se nos da a la “muerte” de la chica y a todo el asunto de Brainiac sabe a poco y tiene todo el aspecto de una conclusión forzada, necesaria para meter a Supergirl en la inminente saga “Regreso a Krypton” del inefable Scott Lobdell. Veremos si dicha saga y lo que venga después consigue mejorar una serie que, sin llegar a los desastres de otros títulos de la familia, tampoco consigue remontar el vuelo y ofrecer unos niveles de calidad consistentes e inequívocamente interesantes.


El dibujo corre a cargo una vez más de Diogenes Neves, quien hace un trabajo fundamentalmente eficaz, funcional, de correctas proporciones y expresiones pero con poca personalidad y carente de la fuerza visual que un cómic de estas características agradecería. Da la impresión además de que los lápices no encajan demasiado bien con el entintado de Marc Deering y el resultado final se resiente de la mala sintonía.

En conclusión, cerramos una etapa en la trayectoria de la Joven de Acero y esperaremos, como es costumbre en el “New 52”, que el futuro nos traiga algo mejor, mucho más digno de pertenecer a la familia de los títulos de Superman.

Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada