domingo, 15 de septiembre de 2013

RESEÑA DE SMALLVILLE SEASON 11 #64

SMALLVILLE SEASON 11

OLYMPUS (PARTE 7/12, 13/09/2013) 

Guión: Bryan Q. Miller
Dibujo: Jorge Jiménez (portada Cat Staggs)
Reseña de Javier Olivares Tolosa


En un flashback 10 años atrás, vemos cómo Diana llegaba en barco desde Themiscyra a New York, donde quedaba fascinada por la impresionante Estatua de la Libertad y pensaba que el mundo de los hombres era un lugar en el que aún había esperanza.


Ahora, Diana está siendo torturada por el director Bones en las instalaciones del D.E.O., al tiempo que Bones le cuenta la historia que le une a Faust y a otro ser todavía más maligno: Hades. Muchos años atrás, cuando combatían en la Segunda Guerra Mundial, Bones y Faust hicieron un pacto con Hades que les confirió una longevidad extraordinaria. Bones dice que él fue incapaz de cumplir su parte del trato y que como resultado "fue golpeado duramente" (se sobreentiende que de ahí su aspecto de calavera humana). Ahora está torturando a Wonder Woman para no entorpecer el plan de Faust y, de paso, para saber cuáles son sus límites. Diana escucha con su superoído la voz de Clark, diciéndole que resista...


Clark está tratando de disimular como reportero ante una empleada del D.E.O. mientras escanea con sus rayos X todas las estancias. Una especie de monjes cantan un cántico que, según la empleada, mantiene fuera del centro las fuerzas malignas, pero Clark deduce que también impide la salida de las que el D.E.O. ya tiene dentro.


Clark localiza una habitación llamada Habitación Negra, y entra cuando finge irse del D.E.O. Parece el almacén de Indiana Jones y el arca perdida, lleno de reliquias y objetos extraños (en el techo, colgando, vemos incluso el esqueleto de Starro), pero lo más sorprendente es una especie de urna en la que se encuentra la reina Hipólita en animación suspendida. Clark informa a Diana de que ha encontrado a su madre.


Pero muy pronto, la breve alegría de haber encontrado a la madre de Wonder Woman se disipa. De las profundidades del océano aparece Faust... junto al legendario Kraken, que golpea a Clark con un tentáculo.


CRÍTICA

Este número viene a confirmar que Olympus ganará muchos enteros cuando podamos leer de un tirón su edición en tomo. Porque si bien hay episodios que están resultando absolutamente sobresalientes tanto a nivel visual como argumental, en otros se nota que sus páginas deben ser más explicativas. Y lo entiendo, porque toda historia necesita ciertas explicaciones, máxime cuando estamos involucrando en ella a personajes mitológicos y fuerzas oscuras y contando, además, el origen de personajes como Diana de Themiscyra, Steve Trevor, el director Bones, Faust, y un largo etcétera. Pero no hay duda de que los últimos números van a volver a estar de nuevo cargados de acción, porque ahora sí que tenemos todas las presentaciones hechas y solo queda atar cabos. Los héroes tienen que rescatar a Hipólita, Superman luchar contra el Kraken, y cabe esperar que Hades se una a la fiesta, porque es el protagonista de la portada de Cat Staggs (con un aspecto un poco extraño que parece uno de los monos de El Planeta de los Simios pero con casco de demonio).

Como de costumbre, el dibujo de Jorge Jiménez sigue siendo el gran punto fuerte, con su dinamismo y con esos pequeños toques manga que se permite de cuando en cuando el artista en ciertas expresiones faciales o corporales. Si bien es cierto que esta semana no ha tenido mucho espacio para lucirse, ya que Superman no aparece y la única viñeta impactante es la página final con el Kraken (formidable, por cierto). Pero estoy deseando ver qué tal es ese combate entre Faust (y supongo que sus Harpías), el Kraken y Hades contra Superman y Wonder Woman. Se avecina una recta final de lo más movida para uno de los mejores arcos que nos está dejando hasta la fecha Smallville Season 11.

Puedes comentar esta noticia en nuestra página de Facebook.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada