CABECERA RANDOM

miércoles, 9 de enero de 2013

SUPERMAN: CORAZONES PERDIDOS (2003)

SUPERMAN: CORAZONES PERDIDOS (SUPERMAN: LOST HEARTS, FEBRERO 2003)

Guión: Geoff Johns, Joe Kelly
Dibujo: Dwayne Turner, Pasqual Ferry, Tom Derenick
Reseña de Javier Olivares Tolosa

Corazones Perdidos (Lost Hearts en su edición original) es una historia de Superman que se también se lee con el corazón. Por eso esta reseña no va a tener un montón de imágenes y una explicación profunda de la historia. Porque se trata de una historia diferente y merece una reseña diferente, así que solo quiero compartir con vosotros mi opinión sobre ella. 

Como contexto histórico, basta decir que fue publicada con fecha de portada Febrero 2003 (lo que significa que se puso a la venta en Diciembre de 2002), repartida entre las cuatro colecciones de Superman de ese mes (Superman 189, Adventures of Superman 611, Man of Steel 133 y Action Comics 798). Era la época en la que Lex Luthor todavía era el flamante presidente de los EEUU, con Pete Ross (el mejor amigo de la infancia de Clark) como vicepresidente. Lana Lang estaba casada con Pete, aunque sobra decir que Lana nunca dejó de estar enamorada de Clark, pero renunció a él para dejarlo ir a salvar el mundo. Imaginaos su frustración cuando Clark acabó pudiendo compaginar salvar el mundo con mantener una feliz vida de casado junto a Lois Lane. 

Y como contexto histórico complementario, decir también que descubrí esta historia hace algunos años, cuando trabajaba como traductor de cómics inglés-español para Planeta DeAgostini. Me encargaron traducirla y realizar el artículo de introducción, y desde el principio me atrapó. Fue uno de los trabajos que más disfruté, aunque por otro lado estoy seguro que será uno de los cómics de Planeta de los que menos ejemplares hayan vendido. Porque ya os digo que no es un cómic rompedor, lleno de acción y espectacularidad o con un dibujo sobresaliente. Pensándolo bien, creo que publicarlo fue una apuesta muy arriesgada por parte de Planeta que hay que agradecerle. O quizá me estoy equivocando al presuponer que la gente no disfrutó de esta historia (o que los nombres de Geoff Johns y Joe Casey no venden cómics por sí solos) y realmente publicar este tomo fue un éxito. 

La historia se desarrolla principalmente en Hell’s Heart (el Corazón del Infierno), un más que apropiado nombre para uno de los peores barrios del Universo DC ubicado en Washington D.C. Un territorio que se extiende (ficticiamente, claro) desde la parte trasera de la Casa Blanca, y en el que la prostitución, las drogas, la miseria, el crimen, y la desesperación son el estilo de vida. Se menciona incluso que la tasa de SIDA entre la población afroamericana del barrio es incluso superior a la algunos países del tercer mundo. Os podéis hacer una idea de qué calidad de vida se tiene en ese suburbio por el que ni la policía se atreve a pasar, en el que las bandas controlan cada esquina y del que el propio Batman dice que “hace que Gotham parezca Metropolis”

Tras recibir una carta de una chica que firma como Tracy Thirteen en la que habla de los terribles problemas del barrio y de la desaparición de su padre, Lana Lang decide aventurarse a ese barrio para echar una mano con la situación. A las 24 horas de su desaparición y sin forma de localizarla, Pete Ross le pide a su amigo Clark que sea él quien vaya a buscarla, precisamente porque Pete sabe que Lana quiere a Clark probablemente más que a nadie, y que si alguien puede hacerla volver, es él. Así es como Clark se aventura también al Corazón del Infierno y comienza lo que podríamos llamar la aventura. En los suburbios, Clark buscará a Lana en cada rincón y se encontrará cara a cara con todos los problemas del barrio. Conocerá también a Tracy Thirteen, y descubrirá que el peligroso arrabal es el hogar de unas extrañas criaturas fantasmales (a las que se llama “rompecorazones”) que, como los aliens que se adherían a los rostros de los humanos en las películas para incubarlos, aquí se adhieren a los corazones de los individuos y se alimentan de su pena. Con el parásito mágico en sus corazones, las personas actúan de forma más impulsiva y dejándose llevar por sus miedos, angustias y penas. Así que ¿dónde mejor que en Hell’s Heart para que unas criaturas que se nutren del dolor ajeno encuentren su buffet libre?

Pero dejando a un lado el elemento mágico, esta historia tiene sobre todo una fuerte vertiente social, por un lado, y romántica, por otro. Lana actúa movida por ese amor que siente hacia Clark, un amor no correspondido y que le nubla el juicio. Y con el pretexto del barrio que sirve como escenario a la historia, se nos muestra esa otra cara de los EEUU que nada tiene que ver con el "sueño americano". Hay viñetas en las que vemos con toda crudeza toda la decadencia del ficticio Hell’s Heart (ficticio en esta historia, pero seguro que no muy diferente a muchos barrios de diferentes ciudades del mundo): prostitutas obesas, drogadictos demacrados, enfermos, vagabundos medio muertos (e incluso muriendo) en las calles mientras nadie hace nada… Hay un momento particularmente duro en el que Clark se mete en un callejón para preguntar por Lana y termina recibiendo una brutal paliza por parte de un puñado de drogadictos que quieren robarle. Obviamente solo consiguen romperle la camiseta, pero cualquiera de nosotros en esa situación, tú o yo, hubiéramos muerto. Los autores quieren dejar muy claro que es un lugar en el que la gente ha perdido la esperanza, y lo consiguen. Por eso, por el fuerte trasfondo social, quizá no sea una historia que complazca a los que solo buscan cómic de superhéroes al uso. 

Y como decíamos, por otro lado está esa relación especial que siempre han tenido Clark y Lana. Recordad que, según la continuidad vigente cuando se publicó esta historia, Clark y Lana habían sido pareja en el instituto, pero cuando él decidió usar sus poderes para ayudar al mundo y marcharse, Lana no le retuvo. A decir verdad, realizó un enorme sacrificio de amor, porque aunque se casó con Pete (y terminarían teniendo un hijo al que llamarían… Clark), ella siempre siguió enamorada del que dejó marchar. En esta historia queda claro que esos sentimientos son muy fuertes, y que para Clark también había un ascua encendida por Lana en lo más profundo de su corazón. 

No diré que el final de la historia es feliz, pero es todo lo feliz que puede ser. Lana y Clark consiguen liberarse de sus parásitos (sí, a Superman también le vence la pena de todo lo que está viendo a su alrededor y sucumbe a un rompecorazones) y regresan a sus vidas con energías renovadas y con página pasada. Lana, como mujer del vicepresidente, emprende una fuerte obra social para revivir y limpiar Hell’s Heart. Pero el momento más emotivo es cuando el propio Clark se revela como Superman ante un grupo de adictos y enfermos para darles esperanzas. Es una viñeta preciosa en la que él, como un mesías, se eleva del suelo delante de ellos mientras les da un esperanzador discurso sobre que no están solos: “Creed en mí. Creed que un hombre puede volar y alzaos por encima de vuestras penas sobre mis alas, aunque solo sea por un segundo. Ya no estáis solos”. Y la historia (que no olvidemos que se publicó en fechas navideñas) termina con Superman llevando un enorme árbol de Navidad a Hell’s Heart, mientras un montón de personas lo observan incrédulos (y esperanzados) de que haya cumplido su palabra. “No nos ha olvidado”, dicen con esperanza mientras observan a ese "ángel" (incluso con una bola de navidad estratégicamente colocada detrás de su cabeza a modo de aureola) que les trae de nuevo la esperanza de que alguien crea en ellos.

En fin, ya os decía que no es una historia convencional, dibujada por varios autores (algunos mejores y otros peores, aunque en general es un número agradable visualmente), pero tiene algo de lo que muchos otros guiones más elaborados y con mucho mejor arte carecen. ¿Sabéis qué es? Que te hace pensar. Que es un cómic con alma. Y por eso me encanta.

Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español.

6 comentarios:

  1. ¿Y si te digo que con el último párrafo se me ha puesto la gallina de piel y los ojos perlados? ¡A ver si me hago con él y lo leo!

    ResponderEliminar
  2. Pedazo de Historia que se han marcado en este cómic me a enganchado totalmente y me imaginado las escenas sobre todo la brutal paliza a Clark Kent gran reseña me a gustado mucho ;).

    ResponderEliminar
  3. Estoy prácticamente seguro que en MOS van a usar esa línea del "mesías". Sería una bomba de aquellas.

    ResponderEliminar
  4. Superman no es solo supervillanos , y proezas asombrosas este es un buen ejemplo de que siempre buscan dejar un mensaje social fuerte , este tipo de comics deberían leerlos nuestros gobernantes haber si despiertan de ese somnambulismo en el que andan en donde no se dan cuenta de que esta sociedad va en una decadencia total

    ResponderEliminar
  5. Me encanta cuando una historia de Superman tiene mensaje social, esperanzador, metáfororico y va hacia otros rumbos que lo normal, sin tanta accion (visual) dantesca fantastica superpoderosa al cuete. Este comic se me paso por alto, ya mismo lo pongo en la lista.

    ResponderEliminar
  6. hola ,javi...he visto una noticia por ahi sobre la sipnosis de mos ..echale un vistazo a ver q tal:
    Un chico descubre que tiene poderes sobrenaturales y que no ha nacido en la Tierra. Después, emprende un viaje para entender de dónde viene y por qué ha sido enviado a nuestro planeta. Pero deberá ser un héroe si quiere salvar el mundo de la destrucción total y representar la esperanza de toda la humanidad.

    l he visto en esta web
    http://www.comicdigital.com/26404_1-Primer_adelanto_de_la_sinopsis_de_Man_of_Steel.html
    un saludo desde zaragoza

    edu-zgz

    ResponderEliminar