sábado, 5 de enero de 2013

PARA EL HOMBRE QUE LO TIENE TODO (SUPERMAN ANNUAL #11, 1985)

SUPERMAN ANNUAL #11 (1985)

FOR THE MAN WHO HAS EVERYTHING
(PARA EL HOMBRE QUE LO TIENE TODO)

Guión: Alan Moore
Dibujo: Dave Gibbons
Reseña de Javier Olivares

Es el cumpleaños de Superman. Batman, Robin y Wonder Woman acuden a la Fortaleza de la Soledad para encontrarse con su amigo y llevarle un regalo. Robin (Jason Todd, que apenas acaba de comenzar en el "negocio" tras haber sustituido al anterior Robin Dick Grayson) está asombrado de todo lo que ve. Pero el asombro será general cuando los tres héroes se encuentran a Superman de pie, en medio de una sala de la Fortaleza, con una extraña planta con raíces como tentáculos clavada en su pecho. Batman hace un examen visual de la situación y observa que Superman, aunque aparentemente consciente y vivo, no responde a ningún estímulo externo. De alguna manera, esa planta en su pecho le mantiene en una especie de coma. O, como dice Batman, "en su propio mundo"...


Y cuán cierto es eso. En su mente, Superman vive una fantasía que para él es la realidad más absoluta. Está en Krypton, que jamás explotó, casado con la ex-actriz Lyla Lerrol, con dos hijos (Van-El y Orna-El), trabaja clasificando rocas en el cráter de Kandor y disfruta de su vida familiar en su tiempo libre. De hecho, ese día al llegar a casa se encuentra con una fiesta sorpresa por su cumpleaños. Pero su vida tampoco es perfecta. La relación que mantiene con su padre, Jor-El, no es buena, ya que Jor-El se cerró en sí mismo cuando el Consejo lo expulsó por su teoría errónea de que Krypton iba a explotar. Jor-El está resentido con el mundo, y de hecho está empezando a relacionarse con gente peligrosa, como los miembros de la secta La Espada de Rao, un movimiento que lucha por el antiguo Krypton y que no acepta cambios en su sociedad.


En el mundo real, los amigos de Superman no saben qué hacer, pero han comprendido que esa planta ha debido ser un regalo de una civilización alienígena para el cumpleaños de Superman. O quizá una trampa camuflada como tal. La respuesta llega andando hacia ellos cuando aparece Mongul, el conquistador intergaláctico. Mongul les explica a los héroes que esa planta es conocida como "Piedad Negra", y que se clava en su víctima averiguando cuál es el mayor deseo de su corazón y creándole una fantasía de ella que a su huésped le parece totalmente cierta. Mongul ha dejado así inutilizada a su única barrera para conquistar la Tierra. Pero Wonder Woman no piensa dejar que eso ocurra, y empieza a luchar contra Mongul...


La fantasía de Superman continúa en su mente. La prima de Kal, Kara Zor-El, ha sido atacada por unos alborotadores que desprecian a la Casa de El, puesto que opinan que la Zona Fantasma (prisión inventada por Jor-El) es un castigo desproporcionado y quieren liberar a sus presos. Kara está en estado crítico, y ante el peligro que puede correr su familia, Kal le pide a Lyla que coja a Orna y se marche con su madre. Él intenta llegar también allí con Van, pero hay una manifestación de la secta de La Espada de Rao que impide el paso...


Wonder Woman está recibiendo una paliza de Mongul. Ni siquiera las armas de la sala de armas de Superman le sirven a Diana para mantenerlo a raya. Batman y Robin saben que no pueden hacer otra cosa que tratar de despertar a Superman sin lastimarlo, porque Mongul está muy por encima de sus posibilidades...


La manifestación está liderada por Jor-El, que habla sobre un Krypton puro y limpio. La calle empieza a llenarse de disturbios, y Kal y Van se marchan como pueden. Pero para Kal está ocurriendo algo más extraño todavía. Confuso, se dirige con su hijo al cráter de Kandor, y allí le dice que sabe que hay algo que va mal. Entre lágrimas, le dice que es su hijo y que siempre lo querrá, pero que no cree que nada de eso sea real. A su alrededor, el mundo empieza a desvanecerse. Y en la Fortaleza, la planta empieza a despegarse del pecho de Superman. Finalmente, Batman logra arrancársela del todo y la fantasía de Superman termina... Pero la planta termina en el pecho de Batman, que vive la fantasía de que su padre logró desarmar al asesino que los mató y, por tanto, no murieron acribillados esa noche. 


Superman recobra la conciencia y pregunta quién le ha hecho eso. Cuando sabe que es Mongul, vuela hacia él lleno de una furia terrible por la experiencia que Mongul le ha obligado a vivir. Superman empieza a pelear con Mongul, mientras Robin se pone los guantes que Mongul se había quitado antes y arranca la planta del pecho de Batman.


El combate entre los dos guerreros continúa. Mongul le dice a Superman que debería haberse quedado en su feliz fantasía, pero para Superman ha sido todo menos feliz, porque ha vuelto a perder su mundo, a su familia, y toda una vida. Superman tiene a Mongul en el suelo y lo está machacando a puñetazos, pero ve las estatuas de Jor-El y Lara y se distrae recordando lo que acaba de vivir, y Mongul aprovecha para revolverse y darle un buen golpe a Superman. Pero cuando es el Hombre de Acero el que está contra las cuerdas, aparece Robin y le lanza al pecho de Mongul la Piedad Negra. Mongul queda inmediatamente inmerso en su propia fantasía de violencia y conquista.


Más tarde, cuando los cuatro héroes ya se han recuperado un poco, Superman dice que arrojará a Mongul a un agujero negro, pero que ahora es inofensivo mientras la Piedad Negra obra en él sus efectos. Batman y Wonder Woman aprovechan para entregarle a Superman los regalos que le habían traído. El de Batman es una nueva variedad de rosa llamada Krypton (aunque está destrozada por la batalla), y Wonder Woman trae una réplica de la ciudad embotellada de Kandor (aunque Superman ya tiene una y vuela a supervelocidad para quitarla antes de Diana pueda verla). Superman agradece a sus amigos los regalos y les dice que alguien haga café mientras él limpia el estropicio.


Y a todo esto, Mongul sueña con haberle arrancado la cabeza a Superman y portarla como estandarte mientras se alza como el dios de un nuevo Mundoguerra y todo el Cosmos se arrodilla ante los pies de su nuevo amo y conquistador. 


CRÍTICA

Creo que al final no será necesario realizar mi lista de mis 10 cómics imprescindibles de Superman, porque prácticamente ya los tengo todos reseñados. Y con éste ya van dos imprescindibles que hay que agradecerle al extraño pero siempre genial Alan Moore. Y de nuevo la historia es tan maravillosa que mi pobre resumen no le hace justicia. 

Realmente este cómic es un psicoanálisis de la mente de Superman... y de su corazón. Lo de la planta puede parecer algo extraño, pero es una excusa perfecta para obligarnos a mirar a esa fantasía idílica de lo que hubiera sido la vida de Superman si nunca hubiera existido más que Kal-El, porque Krypton hamás hubiese hecho boom. Una vida familiar, con hijos, un trabajo normal y problemas familiares como cualquier hijo de vecino. ¿No da escalofríos? Superman, en cierto modo, desea lo que cualquiera de nosotros podemos tener. Una vida NORMAL, con sus cosas buenas y sus cosas malas. 

Destacaría la excelente narrativa de Moore y lo bien plasmada que está por Gibbons (no en vano son el equipo que sorprendió al mundo con Watchmen). La acción salta con coherencia desde la fantasía a la realidad, desde Krypton hasta la Fortaleza, pero nunca te pierdes. Y esa página en la que Kal comprende que nada es cierto y se despide de su hijo mientras Krypton se desvanece, es preciosa. Menos mal que Moore se permite algún toque de humor (como lo de Superman quitando la réplica de Kandor de su sitio para que Wonder Woman no se ofenda por haberle traído algo que ya tiene), o esa cordialidad amistosa entre los héroes. Eso, y las sensacionales viñetas de batalla entre Superman y Mongul (con ese disparo de visión calorífica al grito de "¡ARDE!", que solo le he visto en dos ocasiones: ésta y contra Juicio Final), rompen el tono principalmente dramático de la historia. 

Pero vaya, tenemos drama, una historia preciosa y original, acción, Krypton y la Fortaleza (dos de los escenarios más chulos de las aventuas de Superman). Y tenemos la narrativa de Alan Moore y el arte de Dave Gibbons. ¿Cómo demonios no iba a salir de aquí una obra maestra? Es que ni queriendo, vaya...

CURIOSIDAD

Aparte de las varias reimpresiones que ha tenido este cómic (la más reciente que recuerdo, en el especial en tapa dura Superman: Las historias de Alan Moore, publicado por Planeta DeAgostini), el guión de For The Man Who Has Everything fue adaptado por J.M. DeMatteis a episodio animado de la serie Justice League Unlimited. Concretamente fue en el episodio 2 de la primera temporada, emitido originalmente el 7 de agosto de 2004. La adaptación y condensación de la historia en los escasos 22 minutos que dura el episodio es realmente buena, aunque hay ciertas diferencias notables con respecto al cómic:

-No aparece Robin. A Superman lo visitan Batman y Wonder Woman.
-En su fantasía, Superman no está casado con Lyla Lerrol, sino con una especie de fusión de los dos amores de su vida: Lana y Lois. De hecho, su esposa se llama Loana. 
-Solo tiene un hijo, Van. No se menciona a Orna.
-Kal vive y trabaja en una granja, no es geólogo.
-La relación de Kal con Jor-El no es mala. Jor-El no ha perdido el juicio después de haberse equivocado con la destrucción de Krypton, y tan solo dice que le costó años recuperar su reputación. De hecho, es Kal quien desde el principio empieza a estar convencido de que algo va mal, y que Krypton no debería estar ahí. 
-Al final, cuando Kal se despide de Van (en la azotea de Jor-El) y comprende que todo es irreal, Krypton explota.
-La fantasía de Batman es él viendo cómo su padre golpea una y otra vez a Joe Chill después de desarmarlo. Pero al final de su fantasía, cuando debe regresar a la realidad, Chill se revuelve y mata a Thomas Wayne.
-Como no está Robin, es Wonder Woman la que arranca la planta del pecho de Batman y se la arroja a Mongul.
-El regalo de Wonder Woman a Superman es la rosa Krypton. Batman, mucho más pragmático en su versión animada, le lleva a Superman un sobre con dinero, preguntándose qué regalarle a un hombre que lo tiene todo...

A continuación puedes ver el episodio entero (en español latino) gracias al link que me manda el amigo Super Edward:


Y aquí otra versión en su inglés original, para el que quiera escuchar las voces de doblaje originales y practicar.


Puedes comentar esta noticia en el Foro de Superman en español.

25 comentarios:

  1. Gracias al amigo John Estrada por sugerirme reseñar también esta historia. ¡Hecho! :)

    ResponderEliminar
  2. uno de los comcics imprescindibles en mi colección, muy buen reseña javier y tb vi el episodio para el hombre que lo tiene todo de la liga de la justicia ilimitada en la primera temporada para ser un mini episodio capto bien la esencia del argumento, lo único el doblaje en español latino acustumbrado al doblaje de la liga de la justicia y de las peliculas de animación de D.C prefiero en V.O.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Javi. Esta historia me encanta. Te dejo el link del episodio de Liga de la Justicia Ilimitada, en español latino:

    http://www.youtube.com/watch?v=ZXt5Xv5NyLY

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el link, no encontraba ninguno en español pero ya lo he cambiado por el tuyo.

      Eliminar
    2. podrían poner tambien el enlace en la versión original, para los que queremos escuchar las voces originales y practicar un poco el ingles :) thanks!

      Eliminar
    3. Gracias Javier!!! :) excelente capitulo, nos demuestra un poco que es lo que no tiene el hombre que lo tiene todo...

      Eliminar
  4. Tuve la oportunidad de leer las dos historias que reseñaste Javi en una colección de historietas que sacó el diario Clarín. Recuerdo otra que Superman está con Wonder Woman en plan de
    ¨cita¨ y Darkseid se la arruina.
    Saludos.
    Silvio.
    Argentina.

    ResponderEliminar
  5. Casualidad hace unos dias nomas consegui el original de este comic. Me gusto lo de la curiosidad.

    ResponderEliminar
  6. Miguel Hernández:

    Javi,en esta historia el cumpleaños de Superman es el 29 de febrero. ;)

    Te corrijo,la edición más reciente es de ECC (El universo DC de Alan Moore) como dije ayer,aunque quizá la de Planeta mole más al ser en formato "atlas".

    Para mí esta es una de mis tres historias favoritas hace veintitantos años cuando Byrne todavía llevaba unos pocos números.Las otras dos eran el álbum Bruguera n° 1 y el 15 de Zinco (vol.1),Action comics 500 y 554 respectivamente.Bien es verdad que tenía muy pocos aparte de estos pero me marcaron profundamente.
    La primera creo que tuvo su influencia para esta historia de Moore y la segunda a pesar de que me hizo darme cuenta de que Superman no era real (sí,cuando tenía 7 años pensaba que existía de verdad) era un relato sobre la necesidad de que Superman existiera muy emocionante y un homenaje a sus creadores.Además estaba dibujada muy dinámicamente por Gil Kane que hizo muy pocos episodios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, olvidaba que ECC también había editado un tomo de Moore. Pero sí, el de Planeta es más chulo porque era en gran formato y solo de las historias de Superman.

      Eliminar
    2. Miguel Hernández:

      A veces el tamaño importa,pero solo a veces,jeje.Cuando salió este tomo leí una reseña en algún sitio en la que decían que si el dibujo de Gibbons,ampliado artificialmente,sufría y que se deformaba a los personajes.La verdad es que yo no veo deformidades o sufrimiento por ningún lado.Ojalá hubieran sacado "La muerte" en este formato,habría sido BRUTAL.
      Ahora los de ECC dicen que ni formato absolute ni "all star".Todo irá en formato comic-book.Yo creo que molaban... :(

      Eliminar
  7. Grande Mongul y su Mundo Guerra. Este villano ha estado en todos los fregados. Si tengo tiempo y me dejáis me explayare un rato con el...la que lía en Coast City!

    Saludos

    Paco

    ResponderEliminar
  8. No conocía esta historia (no conozco mucho de Superman), pero gracias a los compañeros me he hecho con Universo DC de Alan Moore. Y resulta que esta historia "FOR THE MAN WHO HAS EVERYTHING" también está incluída en el tomo!. Estupendo!

    ResponderEliminar
  9. Sergio (Valencia)6 de enero de 2013, 0:40

    Yo tengo esta historia en el el recopilatorio que sacó ediciones Zinco bajo el nombre de Las Mejores Historias de Superman Jamás Contadas,(http://supermanenespana.marianobayona.com/best.html) lo guardo cómo oro en paño. Grande Alan Moore, y grande Bruce Timm y la JLU, me gusta más el Superman de la JLU, que el de la serie animada,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tambien tengo ese libro, es muy bueno, hicieron una gran recopilacion.

      Eliminar
    2. Yo tambien tengo ese libro, es muy bueno, hicieron una gran recopilacion.

      Eliminar
  10. disculpas por el offtopic. no soy de los que suele pasar data, pero esto me parecio interesante ... tener una pluma de esta categoria con este diseño de man of steel es de lujo. saludos.
    http://filipecapra.blogspot.com.br/2013/01/concurso-caneta-superman-montegrappa.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impresionante. Esto para las breves del próximo viernes!! Jo, yo quiero una...

      Eliminar
  11. La pluma esta que se sale de chula yo tmb quiero otra jeje.. ;).

    ResponderEliminar
  12. ay !!! veo que os van las plumas,chiquitines a ver si hacemos algo


    kryptonita escarlata o´ hara

    ResponderEliminar
  13. Es uno de los mejores comic, si señor... por algo Alan Moore es uno de los mejores guionistas de comics; esta al igual que Whatever Happened to the Man of Tomorrow? me hizo aun mas fan de Superman, gracias a lo que tu comentas en tu crítica Javi... y buena curiosidad lo del episodio de la JLU.

    PD 1: Javi, se que no vas hacer la reseña de Javi de Superman pero igual me gustaria saber tu lista
    PD 2: ¿Cuando haras reseñas de la Serie Animada de Superman?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo la postdata 1...

      Y sobre la 2, estoy en ello. Quiero tener todas las series reseñadas este año, pero tengo que encontrar ayuda externa. Esta web ya es muuuuuucha caña para hacer todas esas cosas uno mismo.

      Eliminar
  14. Un dato curioso adicional: tras los batacazos de "From Hell" y "La Lioga extraordinaria", Alan Moore decidió solicitar que las futuras adaptaciones de su trabajo a medios audiovisuales no llevaran su nombre en los créditos, siendo la única excepción este capitulo el cual el autorizó por los lazos de amistad que le unen a los realizadores del mismo y a la admiración por su trabajo, lo que convierte este capitulo de la Liga en la única adaptación del trabajo de Alan Moore avalada por el mismo.

    ResponderEliminar