¡Bienvenido a SupermanJaviOlivares!

Tu blog de Superman desde el año 2003, con cientos de artículos, reseñas, coleccionables, hogar del podcast El Sótano del Planet y del canal de YouTube La botella de Kandor. ¿Fan de Superman? Esta es tu casa.

Tu canal de YouTube favorito se llama "La botella de Kandor"

¡Hola, kandoriano! Si te gustan los cómics, el cine, las figuras, lo friki en general, y tienes sentido del humor, este es tu canal. ¡Bienvenido a La botella!

El Sótano del Planet: Podcast Superman

El mejor podcast de Superman y el UDC está aquí mismo, con el equipo más divertido y apasionado. Escúchanos y conviértete en "sótaner".

Aquaman, el film más exitoso del DCEU

¿Te reías de que Aquaman monta un caballito de mar? ¿Pensabas que Aquaman da asco? Piénsatelo otra vez. ¡AquaMomoa rules!.

El nuevo Superman de Brian Michael Bendis

Brian Michael Bendis entra con todo a Superman para devolverle el esplendor. ¡Sigue aquí el devenir de las nuevas aventuras del mejor hombre de acero!

Supergirl, temporada 4

La chica de acero sigue luchando por la verdad, la justicia... y a veces no lo hace sola. ¡Sigue sus aventuras aquí!

lunes, 8 de julio de 2019

EL SÓTANO DEL PLANET: PODCAST 108 - LAS MUERTES DE SUPEMAN

En ocasiones se hace difícil grabar un Podcast de Superman cuando las noticias y los biorítmos no acompañan. No cabe duda que no son buenos tiempos para Superman. Después de su 75 aniversario donde todo parecía ir muy bien encaminado con grandes proyectos por delante, parece que nos toca un nuevo ciclo de silencios, esperas impacientes y de refugio. Pero el Sótano lleva más de 10 años dando guerra y nada ni nadie nos va a detener.

Con ese propósito os ofrecemos un Podcast muy trabajado y sin fecha de caducidad, en el que os vamos a detallar todas las muertes que el último hijo de Krypton ha sufrido en sus más de 80 años de historia, tanto en las viñetas como en todos los medios importantes por los que el personaje se ha prodigado.

Tocaremos grandes sagas de las series regulares como "¿Qué le pasó al Hombre del Mañana?" escrita por el gran Alan Moore o la icónica muerte de Superman a manos de Doomsday durante el evento que narraba La Muerte, El Funeral, El Reinado de los Superhombres y el Regreso del Hombre de Acero. Pero no dejamos de lado grandes sagas ElseWorld como Superman: Kal, Red Son (Hijo Rojo) o Superman: All Star. Y como colofón final os daremos nuestra opinión sobre la muerte de Superman en Batman V Superman: Dawn Of Justice.

Os dejamos 4 horas de programa que os permitirán no sólo saber la distintas muertes de Superman sino también profundizar en la historia del personaje, siempre con el toque Sótano que nos caracteriza.

Este Podcast se ha grabado en varias sesiones espaciadas en el tiempo entre Febrero y Julio de 2019 por los miembros del Sótano del Planet: Antonio Monfort, Pako Garrido, Javier Olivares y Juan Carlos Hernández.

El Sótano del Planet lo podéis escuchar de diversas maneras. Os dejamos a continuación todas las vías:

- Os podéis suscribir al Podcast en iTunes a través del siguiente enlace (pinchad en el icono):



- Podéis descargar este capítulo con la máxima calidad de audio posible a partir del siguiente enlace (pinchad en el icono):


- Y cómo no, desde el Portal Ivoox donde también podéis dejar vuestros comentarios, un "Me Gusta" y Suscribiros (pinchad en el icono):


Y recuerda que también puedes escucharlo desde aquí mismo, en el reproductor situado al final de esta página o en la sidebar, mientras repasas la actualidad de Superman como cada día. O incluso en el reproductor que tenéis a continuación:


¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

martes, 25 de junio de 2019

SUPERMAN YEAR ONE #1

SUPERMAN YEAR ONE #1 (Agosto 2018)

Guión: Frank Miller
Dibujo: John Romita Jr. 
Reseña de Antonio Monfort

RESUMEN


Un niño es enviado a la Tierra desde un planeta al borde de la desaparición. En nuestro planeta, es recogido por Jonathan y Martha Kent, una pareja de granjeros del medio oeste americano que le adoptarán como su hijo. El pequeño Clark, como deciden llamarle, pronto descubrirá que sus capacidades están muy por encima de las del resto de los humanos y tendrá que decidir como utilizar sus habilidades al tiempo que intenta llevar una vida lo más normal posible. Pero el verdadero reto vendrá cuando tenga que abandonar Smallville, el pueblo donde ha crecido a salvo y resguardado del resto del mundo y averiguar cómo mostrar sus increíbles poderes a la humanidad.

COMENTARIO

El origen de Superman es una de las historias más hermosas y trascendentales de la cultura popular moderna. La historia acerca de dónde vino y de cómo llegó a ser lo que es quizá sea la más relevante de todas las que se pueden contar con el personaje y la que tiene la altura de mito contemporáneo. Por eso, aunque mil veces contada, seguirá contándose una y otra vez mientras alguien recuerde las aventuras del último hijo de Krypton.

Que una de estas revisiones vaya a venir de la mano de uno de los autores más importantes que el comic book estadounidense ha tenido en la era moderna, debería ser merecedor de que se parasen las rotativas y de que toda la atención fuera a parar a este proyecto. Pero no nos engañemos. Frank Miller ya no es lo que era. Hace tiempo que dejo de ser el autor rompedor que nos sorprendió a todos. Ni siquiera su incomparable habilidad para la narrativa del género negro es ya la que era. O dicho de otro modo. Hace mucho que una obra de Frank Miller no pega un golpe sobre la mesa y cambia las reglas del juego tal y como nos tenía acostumbrados en sus años mozos. 

Miller es también un autor indisolublemente asociado con Batman y por tanto, no está exenta de cierto morbo la idea de que ahora nos vaya a ofrecer su visión personal sobre Superman, un personaje que hasta ahora había tocado solo como contrapunto del hombre murciélago.

Que la obra que nos ocupa se llame Superman: Year One es toda una declaración de intenciones por parte del editor. Un grito que dice, “eh, Miller va a hacer aquí la obra maestra que hizo con Batman” y vaya usted a saber, igual funciona en cuanto a ventas, pero leído el comic no hace sino tirar piedras a su propio tejado.


La visión de Superman que Miller nos presenta aquí está bien escrita. Goza de una prosa sólida y contundente que ayuda a hacer creíbles a unos personajes no excesivamente bien cimentados cuyas voces son lo mejor de una historia donde el autor no se moja. Se queda en las zonas comunes de tantas y tantas otras versiones del origen del hijo de Krypton sin aportar una verdadera personalidad o voz al relato más allá de cuatro detalles superficiales que invitan al estupor del lector (el bebé Kal-El manipulando mentalmente a Jonathan o el joven Clark queriendo unirse a los marines por citar dos) pero no llegan a significar nada verdaderamente rompedor o distinto. 

Volver a abordar una historia mil veces vista y mil veces contada debería implicar hacerlo con una voz nueva, no puedes cambiar el contenido pero sí el continente, no el qué sino el cómo, pero Miller no se molesta en tal cosa. Volvemos a tener una infancia de Clark apresurada para desembocar en una adolescencia más apresurada aún que sirve para sacarle de Smallville cuanto antes. Como si llegar a Superman lo más rápido posible fuera lo importante en vez de disfrutar precisamente con lo que aquí debería importar: el camino.

De todos modos y pese a que como decíamos Miller no rompe ningún plato ni entusiasma lo más mínimo, su guión no es el problema. Ni de lejos. No cuando a los lápices tenemos a quien tenemos.

John Romita Jr. Ha sido uno de los grandes, sin lugar a dudas. Pero también ha demostrado ser uno de esos dibujantes, ocurre demasiado a menudo, a los que el paso del tiempo no les sienta bien. Su trazo pasa de personal a acomodaticio y de expresivo a esquemático y el resultado evoluciona desde una obra con estilo propio a un esperpento considerable. 

Quizá ese estilo propio/esperpento pueda servir para una obra muy personal como Kick Ass o para un personaje al que le une una relación tan personal como Spider-Man, pero sacado de ahí, la cosa no funciona. Que Romita Jr. Y Superman no se llevan bien debería haber quedado claro cuando estuvimos sufriéndole durante su paso por la serie regular del personaje, en una etapa que quedará en los anales de la ignominia. Pero que no se diga que DC no tropieza las veces que haga falta con la misma piedra; aquí estamos con Romita pintando bebes Kal-El cabezones, piernas dignas de Reed Richards haciendo estiramientos y rostros femeninos de clara inspiración picassiana. A tope. Que no se diga. Por lo visto, haber encargado este proyecto a Clay Mann, Francis Manapul, Ivan Reis, Jorge Jimenez o a alguno de los estupendos dibujantes que hoy forman la plantilla de DC Comics y que habrían compensado el poco más que correcto guión de Miller hasta dar un producto digno no era una buena idea. Puestos a darle el guión a un viejo dinosaurio como Miller, ya le damos el dibujo a otro. Y así estamos con una obra que debería haberse titulado Superman: Jurassic Glory.

En fin. La fiesta acaba de empezar y no huele que vaya a ir a mejor, pero por faltar, falta lo suyo que esto solo es el primer número. Iremos viendo hacia dónde van los tiros y que momentazos nos quedan por presenciar antes de acabar este “year one”.

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

sábado, 25 de mayo de 2019

RESEÑA DE SUPERGIRL 4X22, "THE QUEST FOR PEACE"

RESEÑA DE SUPERGIRL 4X22, "THE QUEST FOR PEACE"

Fecha de emisión: 19-05-2019
Director: Jesse Warn
Guión: Rob Wright y Derek Simon
Reseña de Alberto Díaz (ADO)


Reparto: Melissa Benoist (Kara/Supergirl), Mehcad Brooks (James Olsen), David Harewood (Hank Henshaw / Martian Manhunter), Chyler Leigh (Alex Danvers), Jesse Rath (Brainiac 5), Katie McGrath (Lena Luthor), Sam Witwer (Ben Lockwood / Agent Liberty), Nicole Maines (Nia Nal / Dreamer), Robert Baker (Otis Graves), Andrea Brooks (Eve Teschmacher)

RESUMEN

Tras consumar con éxito su plan, Lex se convierte en el salvador de los Estados Unidos, haciendo prisionera a La Hija Roja y utilizando y canalizando el poder de los alienígenas capturados. Brainiac junto a Dreamer y J’onn consiguen liberar a los alienígenas que Lex tenía secuestrados. En el enfrentamiento final entre Supergirl y Lex, la Hija Roja sacrifica su vida para poder salvar a un Kara muy malherida debido al traje armadura de Lex, que momentos antes de perder el combate huye del lugar.





Lena se encuentra esperándolo para finalmente abatirlo de un disparo. Antes de morir Lex le confiesa a Lena la identidad de Kara, ante la sorpresa esta.


Por otro lado, Alex y Olsen se enfrentan a Lookwood y consiguen derrotarlo. Tessmacher intenta huir, pero es retenida por una organización capitaneada por un personaje que se hace llamar Leviatan.


El Monitor entra en escena e interviene en la muerte de Lex y se trae consigo a un Marciano que tiene intención de enfrentarse a J’onn. El final de la temporada nos emplaza al próximo crossover, ‘Crisis en Tierras Infinitas’.




COMENTARIO

Como reza el meme, no esperaba gran cosa a la hora de cerrar la presente temporada, y aún así, ha logrado decepcionarme. Y si bien es verdad que el anterior capítulo auguraba que iban a echar el resto y nos ofrecerían al menos un broche digno, no ha sido así. Han echado más bien ‘los restos’, aquellos que le quedaba a la actual temporada de hastío argumental y porque no, vergüenza ajena. Porque de nada vale ofrecernos un capítulo final repleto de acción cuando todo lo demás no acompaña. El clímax correspondiente al enfrentamiento de Supergirl y Lex queda completamente deslucido debido a unos efectos especiales que harían sonrojar al Paint; porque claro, es imposible tomarse en serio el combate de final de temporada cuando la cabeza del villano esta directamente recortada y pegada en su armadura de combate con Loctite.


Eso sin mencionar unas coreografías de lucha donde Supergirl parece más una bailarina del Bolshoi que una superhéroe. Pero es que el resto es aún peor; el combate de secundarios entre Olsen (reconvertido a Nick Fury) y Alex contra Lookwood (y los cuatro mataos de siempre que lo acompañan) da de nuevo vergüenza ajena. Para cerrar la acción, las secuencias del secuestro y posterior liberación con motín de por medio por parte de Dreamer, J’onn y un Brainiac embebido para esta ocasión en un rol de animadora y con un cálculo mental que falla más que una escopeta de feria, rozan el ridículo más espantoso. En estas coordenadas, todo lo que acontece alrededor (incluso el buen hacer de Melissa) es imposible tomárselo medianamente en serio y se cae como un castillo de naipes. En resumidas cuentas ha sido la presente una temporada nefasta, que ni tan siquiera consigue reflotar en su tramo final. Eso sí, al menos se arroja luz a la presencia de un personaje como la hermana de Olsen en la misma. Acabáramos...



¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

jueves, 23 de mayo de 2019

RESEÑA DE SUPERGIRL 4X21, "RED DAWN"

SUPERGIRL 4X21, "RED DAWN"

Fecha de emisión: 12-05-2019
Director: Alexis Ostrander
Guión: Gabriel Llanas y Eric Carrasco
Reseña de Alberto Díaz (ADO)


Reparto: Melissa Benoist (Kara/Supergirl), Mehcad Brooks (James Olsen), David Harewood (Hank Henshaw / Martian Manhunter), Chyler Leigh (Alex Danvers), Jesse Rath (Brainiac 5), Katie McGrath (Lena Luthor), Sam Witwer (Ben Lockwood / Agent Liberty), Nicole Maines (Nia Nal / Dreamer), Robert Baker (Otis Graves), Andrea Brooks (Eve Teschmacher)

RESUMEN

Tras su secuestro, Supergirl se enfrenta por primera vez a la Hija Roja y se ve obligada a huir.




Kara y Alex descubren los verdaderos planes de Lex, que pasan por convertirse en el salvador de America frente a una invasión de Kaznia abanderada por la Hija Roja. Consciente de la amenaza que supone La Hija Roja, Supergirl trata de localizarla, esta vez con la ayuda de Alex y la jefa del DEO. Alex empieza poco a poca a recobrar la memoria en lo referido a su hermana Kara.

Ben Lockwood descubre que todo este tiempo ha sido un títere en manos de Lex. Lena ayuda a James a revertir los efectos del Harun-El que le inyectó para salvarle la vida. Brainiac, Dreamer y John tratarán de liberar a los alienígenas capturados y tras ser capturado Brainiac cambia su personalidad.



En un nuevo enfrentamiento entre Supergirl y la Hija Roja, Kara queda muy malherida, pero gracias a Alex, que ya ha recuperado sus recuerdos, consigue volver en sí. Posteriormente, la Hija Roja es atacada y derrotada por Lex portando su armadura, todo ello cubierto oportunamente por los medios.





COMENTARIO

‘Al César lo que es del César’, porqué es justo reconocer que tras unos anteriores capítulos soporíferos (la cosa a peor no podía ir, también es verdad) éste actual remonta y refresca en gran medida la serie de cara al final de temporada. Y lo logra, cómo no, tirando de la trama de Lex, que ha aglutinado y hecho suyas todas las subtramas de la temporada. Y en estas coordenadas la cosa no solo funciona, sino que por momentos hasta se disfruta. Contra todo pronóstico, uno asiste a secuencias y desenlaces que sorprenden para bien, y en gran medida gracias a una soberbia Melissa Benoist en su doble papel de Supergirl e Hija Roja, una actriz que sigue demostrando su solvencia a la hora de sacar adelante un producto como éste y que brilla con luz propia en medio de los postureos de guión que tanto han lastrado la serie. Tan sólo queda esperar que al menos el final de temporada suponga un broche digno que alivie un poco el sabor amargo que ha supuesto esta cuarta temporada.

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

martes, 14 de mayo de 2019

RESEÑA DE SUPERGIRL 4X20, "WILL THE REAL MISS TESSMACHER PLEASE STAND UP?"

SUPERGIRL 4X20, "WILL THE REAL MISS TESSMACHER PLEASE STAND UP?"

Fecha de emisión: 05-05-2019
Director: Shannon Kohli
Guión: Katie Rose Rogers y Natalie Abrams
Reseña de Alberto Díaz (ADO)


Reparto: Melissa Benoist (Kara/Supergirl), Mehcad Brooks (James Olsen), David Harewood (Hank Henshaw / Martian Manhunter), Chyler Leigh (Alex Danvers), Jesse Rath (Brainiac 5), Katie McGrath (Lena Luthor), Sam Witwer (Ben Lockwood / Agent Liberty), Nicole Maines (Nia Nal / Dreamer), Robert Baker (Otis Graves), Andrea Brooks (Eve Teschmacher)

RESUMEN

Kara y Lena continúan con la búsqueda de Lex, esta vez viajando hasta Kazania. En la base militar descubrirán el plan trazado por este para invadir USA utilizando para ello a ‘La Hija Roja’. En la base se encontraran con una clon de Eve con poderes a la que tendrán que hacer frente.


Tras derrotarla, Lena y Kara se hacen con la información que necesitan para sacar a la luz los planes de Lex. Alex acompañada por Kelly, la hermana de Olsen, se encuentra a la espera de la adopción de un bebe, que finalmente no llegará a buen término. En la Fortaleza de la Soledad, James prueba sus recién adquiridos poderes, co ayuda de Brainiac y Nia. Ben Lockwood, fuera de sí en pleno luto por su mujer, iniciará una búsqueda desesperada de la alienígena responsable de su muerte, utilizando los recursos del DEO para ello. Lockwood localiza en las instalaciones el Harun-El y decide inyectárselo en pleno enfrentamiento con James y Dreamer, que tratan de impedir una redada de alienígenas; tras derrotar a ambos, Martian Manhunter logra detenerlo. Finalmente, Kara entrega al Presidente las pruebas del complot de Lex, pero este la secuestra.




VALORACION   

Continuamos en caída libre. Y es que nos encontramos en un punto en el que ya ni tan siquiera una trama que resultaba medianamente atractiva como la búsqueda de Lex (llevan buscándolo cuatro capítulos ya) y que cuenta con algún buen momento puntual consigue reflotar un devenir de temporada absolutamente soporífera y carente de interés alguno más allá de marcar el calendario para suplicar su desenlace.


Y no es de extrañar cuando casi la totalidad del capítulo está dedicado a las ‘conversaciones’ sobre procesos de adopción entre Alex y Kelly, un personaje este último metido a calzador y cuyo rol en la serie pasa por poner ojitos como el gato de Shrek mientras escucha las penas de todo cristo. Una enésima vuelta de tuerca a los anhelos de la hermana de Kara por ser madre que conducen al hastío mas absoluto.


Tampoco ayuda la cansina ‘caza-al-alienígena-metido-in-the-bar’ por parte de un personaje como Ben Lockwood, personaje que si bien en un comienzo resultaba atractivo, a estas alturas se encuentra absolutamente desdibujado a la par de sobreactuado, y que desemboca en los enfrentamientos de rigor para cubrir con la cuota de secuencias de acción que se debaten entre el sinsentido, lo inverosímil y el ridículo más espantoso, y que a la postre acaba salpicando a todos los personajes.


¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

jueves, 9 de mayo de 2019

EL SUPERMAN DE BRIAN MICHAEL BENDIS: ¿ESTÁ SIENDO LO QUE ESPERÁBAMOS?

Bendis is coming. Así rezaban hace casi un año las promociones que anunciaban la llegada de Brian Michael Bendis a los títulos de Superman, con ciertas reminiscencias de la llegada de Jack “King” Kirby a DC en los setenta. Las comparaciones son odiosas y que juzgue cada uno hasta que punto una llegada y la otra eran equivalentes, pero sea como sea, Bendis había sido el arquitecto del universo Marvel en la década de los dos mil y pese a contar también con una abundante y nutrida escuadra de detractores, su llegada a DC abría un panorama de posibilidades para muchos lectores.


Razón de más para la intriga, cuando se anunció que el guionista de Cleveland iba a tener control completo no de una, sino de las dos series dedicadas al hombre de acero, una de ellas con nueva numeración, e incluso la dedicada a Supergirl iba a cambiar considerablemente de rumbo con esta nueva etapa. Por si todo esto no fuera suficiente punto y aparte, se anuncia que al estilo de las Crisis de 1986, las series regulares sufrirían un parón en el que serían sustituidas por una miniserie de seis números titulada, no por casualidad, Man of Steel. Desde estos anuncios hemos visto dicha miniserie y diez números de cada una de las series regulares del hijo de Krypton. La pregunta que toca hacerse es ¿ha estado Bendis a la altura de sus expectativas?

Man of Steel

Pese a llevar el mismo nombre que la miniserie con que John Byrne arrancó su etapa allá por los ochenta, esta Man of Steel tenía poco que ver con aquella. En primer lugar, aquí no había ningún reinicio ni se nos recontaba por enésima vez el origen del personaje. No cabe duda de que efectivamente era un punto y aparte, pero Bendis tenía cuidado de coger los elementos pre existentes en la actual continuidad de Superman y trabajar con ellos… o eliminarlos de forma más o menos eficaz. Al fin y al cabo, no se trataba de elementos cualesquiera. Hablamos nada menos que de un Superman casado y de un retoño de unos doce años. Peter Tomasi había hecho de esta “Superfamily” el pilar fundamental de su recorrido al frente del personaje, pero el enfoque de Bendis pasaba por algo totalmente distinto. Un volver a una concepción más clásica y reconocible de Superman.

Al empezar la historia, los lectores nos encontramos con un Superman que actúa en solitario. Lois y Jon no están con él. El misterio de su desaparición va a arrastrarse durante los seis episodios. La ausencia de la familia permite a Bendis escribir un Superman muy puro. Brillante, heroico y enmarcado en su entorno más icónico del Daily Planet con personajes como Perry White o Jimmy Olsen haciendo exactamente lo que se espera de ellos. Incluso estando ausente, Lois Lane tiene cierto peso, Si bien, no será sobre estos personajes sobre los que Bendis construirá su etapa. Por un lado nos presenta a Robinson Goode, una periodista del Daily Planet que recuerda bastante a Lois en ciertos aspectos y que parece dispuesta a hacerse demasiadas preguntas en torno a Clark y Superman. Por otro, Melody Moore, nueva jefa del departamento de bomberos de Metropolis que si no fuera porque jugamos con un Superman casado sería el típico interés romántico del protagonista.

Pero de todas las nuevas incorporaciones ninguna tuvo más peso que Rogol Zaar, una verdadera bestia parda que por alguna razón aún oculta odia a los kryptonianos y parece estar detrás de la mismísima destrucción de Krypton. El bueno de Rogol había estado a sus cosas la mar de tranquilo después de la destrucción del planeta, pero al enterarse que la Tierra albergaba aún kryptonianos, se pone las pilas y acude raudo a ajustar cuentas con la Tierra.


Bendis juega a la ambigüedad. Parece establecer que Rogol Zaar fue el culpable de la destrucción de krypton pero deja suficiente sombra de duda como para desentenderse de la idea cuando sea necesario. El enfrentamiento con Rogol Zaar va a ocupar gran parte de las viñetas de esta miniserie y establecerá todos los acontecimientos posteriores en las diferentes series del personaje. En ese sentido, Man of Steel fue mucho más un primer episodio que una historia independiente y disfrutable por si sola. Se benefició de su extraordinario plantel de dibujantes que la dotaron, pese a su variedad, de una espectacularidad visual inigualable. Sin embargo, su historia supo a poco. Era solo el arranque de algo y ese algo aún está por descubrir exactamente que es. Lo prometía todo, pero cumplía lo justo. Una verdadera antesala de lo que vendría en el futuro.

Superman

Una de las primeras sorpresas que nos llevamos los lectores de la etapa Bendis tras la miniserie inicial, fue que Action Comics y Superman no irían coordinadas. Nada de volver al esquema de los noventa de una serie quincenal con cabeceras y autores distintos pero que contaban la misma historia. En el planteamiento de Bendis, Superman se llevará la acción superheroica a lo grande, y Action la parte más urbana y personal del personaje. En cierto modo, se imita la estructura de los tiempos de Byrne, cuando Superman estaba a cargo del canadiense y Adventures of Superman a cargo de Marv Wolfman y Jerry Ordway. La decisión no deja de ser sorprendente porque se pierde la posibilidad de coordinar las series como si fuesen una sola, y a efectos prácticos, es como si se tratase de dos series con dos autores diferentes.

Puestos a valorar cada una en su medida, Superman da lo que promete. O al menos eso parece al principio. El dibujo de Iván Reis es insuperable y llena las páginas de una calidad y una espectacularidad que, de nuevo, compensan que la historia avance a un ritmo asombrosamente lento. Bendis tiene muy claro el concepto de Superman. Es un héroe protector, optimista, que siempre ve el lado bueno de todo el mundo y pese a su inmenso poder siempre optará por intentar arreglar las cosas sin violencia en primera instancia. La caracterización del personaje es perfecta y se refuerza con diálogos y un entorno perfectamente reconocible. Si bien, esta serie va a carecer casi por completo del componente humano del personaje. Aquí no hay Planet, ni problemas del mundo real. Esta es la serie de los problemas llegados del espacio y monstruos de la zona fantasma. Sea como fuere, el problema viene cuando esperamos que en el comic haya una trama que nos arrastre, que utilice esa caracterización para contarnos una historia que nos atrape y nos asombre. Bendis no tiene prisa, y se escuda en la acción y situaciones periféricas para no avanzar o avanzar lo mínimo en cada episodio. Con todo, este primer arco de Superman números #1 al #6 (que podría ser una especie de capítulo 2 de esa novela que parece estar escribiendo) cumple bastante bien, entretiene e introduce un elemento interesante como Zod, en un papel desacostumbrado.

¿Por dónde viene el problema entonces? En primer lugar, que la historia no nos revela nada acerca de Rogol Zaar y sus motivaciones. Esa gran incógnita que está en el centro de toda esta etapa no se revela ni en los primeros números de Man of Steel ni en este segundo ciclo, ni ya puestos, en el tercero (números #7 al #10) con lo que uno no puede quitarse la sensación de que está leyendo una historia que ni avanza ni parece ir a ninguna parte. Peor aún es la resolución de este primer arco de la zona fantasma. Ver luchar juntos a Superman y Zod es espectacular y prometedor, pero Bendis arranca a nuestro protagonista antes de que podamos llegar a una conclusión satisfactoria.

Sin habernos dado tiempo asumir el no final del primer arco, Bendis nos embarca en otro que no deja de ser también un paréntesis. Un planteamiento para restablecer al personaje de Jon con sus nuevas condiciones. Algo que hay que reconocer al ex arquitecto de la casa de las ideas, es que no se ha limitado a quitar de en medio a Lois y a Jon, sino que les ha “reconstruido” en un formato que él considera utilizable. Así, mientras que en Action vemos como ser replantea la relación de Lois y Clark, aquí veremos a esta nueva versión del retoño de ambos convenientemente crecido y casi emancipado para los planes de Bendis. Sorprende también, que dado el éxito de la serie de los Superhijos,  DC haya dejado hacer estos cambios con el personaje, pero al fin y al cabo, hay guionistas y guionistas y el que nos ocupa no es uno al que la editorial ate en corto. La historia del joven Jon está bien contada y hasta puede ser interesante, pero de nuevo nos aleja del foco de acción principal y nos tiene varios meses “esperando” a ver dónde quiere llegar la historia.

Action Comics

Por lo que respecta a Action Comics se ha llevado, como decíamos antes, la parte más personal y humana del personaje. Retoma desde las páginas de Man of Steel a los personajes de Mandy Moore y Robinson Goode y establece con ellas una serie de tramas de intriga que implican bajos fondos, políticos corruptos, trabajo periodístico y  todo ello con escasa, que no nula, aparición de metahumanos. Algo así como los capítulos de la primera temporada de Lois y Clark, la serie de los noventa, pero tomándose las cosas en serio y acercando la serie al género negro.

Quizá la mayor sorpresa en Action fue el regreso/reincorporación de Lois Lane en un punto bastante temprano de la serie. Parecía que Bendis se había contentado con deshacerse de la superfamilia pero en vez de eso, recupera con celeridad y de modo completamente inesperado a Lois y redefine el matrimonio de los protagonistas como una especie de relación estable y permanente pero atípica y que no necesariamente implica la convivencia de la pareja. ¿Extraño? ¿Coherente dadas las circunstancias? Quién sabe, pero lo que sí algo es, es funcional y ayuda a que Lois sea parte de las tramas de la serie sin que necesariamente deba estar en todas ellas.

El escenario creado por Bendis es sólido y da la impresión de que la Metrópolis en la que vive Clark Kent es creíble o al menos, maneja una especie de verismo fantástico que permite tramas complejas y bien asentadas. De nuevo, el problema es la escasísima información que revela cada número. Las tramas avanzan con cuenta gotas y dan la sensación de no cerrarse nunca, más aun cuando la saga Leviathan se cruza en medio de lo establecido y aplasta con su trama de espionaje y misterio el resto de los argumentos en curso. Leviathan parece ser una saga de altos vuelos e incluso con repercusión en el universo DC fuera de las series de Superman, pero tras cuatro episodios con ella, lo único que sabemos es que algo está atacando a las organizaciones secretas que existen en esta realidad y poco más.



Action por tanto tiene un guión sólido, bien estructurado pero narrativamente inconcluyente. Las pistas que va dejando Bendis, los personajes que va sembrando siguen sin dar frutos. La serie se disfruta especialmente cuando se puede hacer una lectura encadenando bastantes números, pero tras diez números y por sorprendente que pueda parecer, aun es pronto para saber si realmente estamos ante una buena historia o simplemente ante un juego de humo y espejos.

Supergirl

No, no nos hemos equivocado. Sabemos que las aventuras de Supergirl no están escritas por Brian Michael Bendis, pero para sorpresa de propios y extraños, algunas de sus últimas entregas están revelando más acerca de Rogol Zaar y todo lo que le envuelve de lo que las series de Bendis lo han hecho en todas sus entregas.

Con la llegada de la nueva etapa, veíamos a Supergirl ayudar a Superman a enfrentarse a Rogol Zaar en Man of Steel y penar más que su propio primo por la destrucción de la ciudad embotellada de Kandor. Al acabar la miniserie, Supergirl partía en busca de respuestas acerca de la destrucción de Krypton y la verdadera identidad de Rogol Zaar al espacio. La acompañaría el perro Krypto y juntos se embarcaron en una serie de aventuras espaciales que les llevarían a cruzarse con los Green Lanterns primero, con algún que otro trasunto de la legión de superhéroes (su nuevo compañero de aventuras es Z`ndr, un coluano no por casualidad reminiscente de Brainiac 5), los Omega Men y  unas cuantas de las razas habituales en el espacio del universo DC.

Las aventuras de Supergirl y Krypto en el espacio son resultonas, escritas por Marc Andreyko y dibujadas con solvencia por gente como Kevin Maguire o Eduardo Pansica, pero no estaríamos hablando de ellas si no fuese porque en sus últimas entregas hasta el momento nos han revelado el origen del círculo, la organización de personajes alienígenas para los que trabajaba Rogol Zaar y ha explorado con algo más de detalle cómo fue supuestamente la destrucción de Krypton.

¿Por qué revelaciones aparentemente importantes se hacen en una colección secundaria? ¿Son acaso directrices marcadas por Bendis? ¿Hay un plan al final de todos estos ciclos trazados en cada una de las series? De momento solo vemos piezas inconexas a lo largo del recorrido sin saber muy bien si encajan o a donde pretenden llevarnos.

Conclusiones

Tras diez meses con las series de Superman bajo la batuta de Brian Michael Bendis no podemos sino decir que la sensación es agridulce. Por una parte es evidente que las series han tenido un empujón notable de calidad. Las tramas son más sólidas, los diálogos y la caracterización de los personajes son más que correctos y los artistas que dibujan estas páginas son sin duda de primerísima línea. Incluso los de Supergirl. Sin embargo, Bendis y su ritmo lento trufado de comics en los que apenas pasa nada es capaz de acabar con la paciencia del más pintado y no deja de levantar sospechas de que, quizá, detrás de su etapa no haya un plan maestro sino una especie de lenta e incierta huida hacia adelante. Las series no sorprenden y pasan desapercibidas con facilidad, hasta el punto de que sus ventas siguen estando en una insulsa e inmerecida zona media del top 100 de ventas. O dicho de otro modo, ni para bien ni para mal Bendis ha sido el pelotazo que esperábamos hace diez meses, en sus series no hay polémicas, no hay fans enfadados ni tampoco entusiasmados. Lo que hay son toneladas de indiferencia y esa no es una buena receta para ninguna serie y menos para las de Superman que necesitaban y necesitan un revulsivo potente.


Como ha demostrado y sigue demostrando Tom King en Batman, una serie puede desarrollarse lentamente y aun así, ofrecer arcos cortos apasionantes, que gustarán más o gustarán menos, pero ante los que es difícil quedarse indiferente. Por desgracia, ese no es el caso de las series de Superman.
Es posible que el ciclo de Bendis avance y las historias se vayan cerrando con interés a partir de todo lo que está construyendo. Es una posibilidad que sin duda no podemos descartar y que ojalá, se vaya concretando. Puede que sea así y dentro de otros diez meses podamos hablar de un panorama más halagüeño (siempre y cuando las ventas aguanten mínimamente y DC no decida dar otro golpe de timón a todo esto). Pero de momento seguimos navegando en la niebla sin saber nada de lo que viene por delante ni muy seguros de donde estamos ahora mismo.

Antonio Monfort

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.

SUPERGIRL EPISODIO 4X19, "AMERICAN DREAMER"

SUPERGIRL EPISODIO 4X19, "AMERICAN DREAMER"

Fecha de emisión: 28-04-2019
Director: David Harewood
Guión: Daniel Beaty y Jessica Kardos
Reseña de Alberto Díaz (ADO)


Reparto: Melissa Benoist (Kara/Supergirl), Mehcad Brooks (James Olsen), David Harewood (Hank Henshaw / Martian Manhunter), Chyler Leigh (Alex Danvers), Jesse Rath (Brainiac 5), Katie McGrath (Lena Luthor), Sam Witwer (Ben Lockwood / Agent Liberty), Nicole Maines (Nia Nal / Dreamer), Robert Baker (Otis Graves), Andrea Brooks (Eve Teschmacher)

RESUMEN

Kara se pone manos a la obra (esta vez como reportera) para dar con el paradero de Lex y así de paso poder limpiar el nombre de Supergirl. Mientras tanto Dreamer toma el relevo de Supergirl como protectora de los más débiles en las calles de la cuidad.



James con la ayuda de Brainiac intentará poner fin a su estrés postraumático, lo que despertará antiguos recuerdos y sacará a la luz todos sus poderes.



Kara entrevista a Dreamer en televisión en aras de buscar la conciliación de humanos y alienígenas, lo que lleva a convertir a esta última en un blanco para Ben Lockwood.




COMENTARIO

Pues si el capítulo anterior suponía un paso atrás en el devenir de la temporada, este le va a la zaga. Una temporada que ya mas que avanzar, se arrastra. Y es que realmente si exceptuamos el metraje que corresponde a Kara indagando como periodista sobre el paradero de Lex (hay que reseñar el buen hacer de las secuencias y la interpretación de Melissa), el resto se hace insufrible.


Por un lado volvemos a presenciar la sempiterna caza de brujas de alienígenas por parte de los ‘Hijos de la Libertad’ (que siguen dando vergüenza ajena) y que con ayuda-gubernamental-incluida, continuan siendo ‘cuatro mataos’ que dan más pena que gloria. Si además los escenarios elegidos los hemos visto un trillón de veces, la sensación de ‘Déjà vu’ tampoco es que ayude; si, el ‘bar’ alienígena de marras hace esta vez de ‘refugio’ alienígena. Por otro lado, asistimos a dos secuencias emotivas largas y soporíferas metidas a calzador (Alex consolando a la hermana de Olsen -de verás se me escapa que pinta en la serie esta muchacha- por un episodio del pasado relacionado con la muerte de su padre, y otra de Kara haciendo lo propio con una Lena llorando a moco tendido) que ralentizan todo el ritmo del capítulo y que si antaño eran el fuerte de la serie, ahora se han convertido casi en su mayor lastre.




Tan solo cabe esperar que el desenlace de esta temporada se centre de una vez por todas en la trama de Lex y su utilización de la ‘Hija Roja’ y así consiga al menos un cierre digno. Eso, o que al menos algún personaje (tan odioso como el niño de ‘The Strain’) muera entre terribles sufrimientos.

¡Suscríbete a mi canal de YouTube aquí mismo!



Puedes comentar esta entrada y seguir todas las noticias de Superman actualizadas al momento en nuestra página de Facebook.